Diverticulitis en el adulto mayor en geriatrico
Personas que presentan en la parte inferior izquierda del abdomen un dolor abdominal continuo o intermitente pueden ser uno de los 20% de pacientes que no son asintomáticos cuando padecen de diverticulitis.
Publicidad
Personas que presentan en la parte inferior izquierda del abdomen un dolor abdominal continuo o intermitente pueden ser uno de los 20% de pacientes que no son asintomáticos cuando padecen de diverticulitis.

Recursos para cuidar mejor

La enfermedad diverticular (o diverticulitis)

Contenido

“Entre el 5-10 % de la población general tiene divertículos de colon, siendo mucho más frecuentes en las personas mayores de 50 años, aumentando su número con la edad”. Por otra parte, más del 80% de las personas con diverticuliculosis son asintomáticos.

Diverticulosis y diverticulitis

Los divertículos intestinales son como pequeñas bolsitas que pueden aparecer en el tracto digestivo, especialmente en la parte baja del intestino grueso, que también se llama colon.

No es raro tener divertículos, especialmente después de cumplir los 40 años, y generalmente no causan muchos problemas. Cuando alguien tiene divertículos, se llama diverticulosis.

En la mayoría de las personas con diverticulosis, los divertículos no causan ningún problema ni síntoma.

A veces, puede ocurrir que un pedacito de heces duro y pequeño quede atrapado en la entrada de estos divertículos, y eso puede causar inflamación después

Diverticulitis

Cuando esto ocurre, se llama enfermedad diverticular o diverticulitis, y es más común en personas mayores.

La diverticulitis puede traer dolor abdominal fuerte, fiebre, náuseas y cambios notables en los hábitos intestinales, como diarrea, estreñimiento o gases.

La mayoría de los divertículos en el colon se forman debido a un aumento de la presión dentro del mismo. Con el transcurso de los años, esto hace que las capas internas del colon (la mucosa y la submucosa) sobresalgan o se salgan a través de áreas débiles en la pared, lo que crea los divertículos.

Cuando consumimos menos fibra en nuestra dieta, la presión dentro del colon tiende a aumentar, lo que puede hacer que los divertículos aparezcan con más frecuencia.

La diverticulitis leve generalmente se trata con descanso, ajustes en la alimentación y medicamentos como antibióticos. Sin embargo, en casos más graves o cuando la afección se repite, es posible que se necesite una cirugía.

Dieta para prevenir la diverticulitis

Los alimentos con un alto contenido de fibra pueden ayudar a prevenir la diverticulosis y la diverticulitis. Unos ejemplos incluyen los siguientes:

  • Granos integrales y panes, y cereales hechos de granos enteros
  • Fruta seca, fruta fresca con la cáscara y pulpa de la fruta
  • Vegetales crudos
  • Verduras verdes, como la espinaca
  • Carne dura y carne con cartílago
  • Legumbres, como frijoles pintos y lentejas

¿Cuáles son los síntomas de la diverticulitis?

Mientras que la mayoría de las personas con diverticulosis se encuentran asintomáticos, en los que aparecen síntomas, éstos se deben a las alteraciones motoras propias del colon (hipertonía) y se presentan en forma de dolor abdominal continuo o intermitente, normalmente localizado en la parte inferior izquierda del abdomen donde se sitúa el sigma. Suele aliviarse con la evacuación y/o la expulsión de gases.

Publicidad

Los pacientes con diverticulitis en cambio suelen presentar dolor agudo, constante, habitualmente localizado en la fosa iliaca izquierda (se le llama por esto “la apendicitis del lado izquierdo”), con irradiación hacia la espalda, fiebre acompañada de escalofríos y a veces, cambio del ritmo intestinal, desde diarrea hasta estreñimiento. También pueden aparecer náuseas, vómitos, cansancio y distensión abdominal.

Entre los signos y síntomas de la diverticulitis se incluyen los siguientes:

  • Náuseas y vómitos.
  • Fiebre.
  • Dolor abdominal.
  • Cambio en el ritmo intestinal.

También son comunes los calambres.

¿Cuándo consultar a un médico?

Deberán buscar atención médica siempre que se presenten los síntomas de diverticulitis. También, si padecen diverticulitis y presentan: sangre en heces, dolor abdominal constante e inexplicable, náuseas, vómitos o escalofríos, fiebre por encima de los 38º C que no desaparece, y cambios en el ritmo intestinal (estreñimiento o con menor frecuencia, diarrea).

Causas de la diverticulitis

Nadie sabe exactamente qué causa la formación de los divertículos.

Consumir una dieta baja en fibra, compuesta en su mayoría de alimentos procesados, puede ser una causa. Es más probable que se presenten estreñimiento y heces duras cuando no se consume suficiente fibra. Es esfuerzo con las deposiciones aumenta la presión en el colon o en los intestinos, lo cual puede llevar a la formación de estas bolsas.

En algunos casos, una de las bolsas se inflama y desarrolla un pequeño desgarro en el revestimiento del intestino. Esto puede causar una infección en ese sitio provocando la enfermedad diverticular.

Factores de riesgo de la diverticulitis

Existen varios factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir diverticulitis:

  • Envejecimiento. La incidencia de la diverticulitis aumenta con la edad.
  • Obesidad. Tener un gran sobrepeso aumenta tus posibilidades de desarrollar diverticulitis.
  • Tabaquismo Las personas que fuman cigarrillos son más propensas a experimentar diverticulitis que quienes no fuman.
  • Falta de ejercicio. El ejercicio intenso parece reducir tu riesgo de diverticulitis.
  • Dieta alta en grasa animal y baja en fibra. Una dieta baja en fibra en combinación con un alto consumo de grasa animal parece aumentar el riesgo, aunque el papel de la baja fibra por sí sola no está claro.
  • Ciertos medicamentos. Varios medicamentos están asociados con un mayor riesgo de diverticulitis, entre ellos los esteroides, los opiáceos y los antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el naproxeno sódico (Aleve).

¿Cómo se diagnostica la enfermedad diverticular?

La diverticulitis suele diagnosticarse durante un ataque agudo. Como el dolor abdominal puede indicar varios problemas, el médico necesitará descartar otras causas de los síntomas.

El profesional médico comenzará con una exploración física y revisará el abdomen para detectar sensibilidad. Luego, es probable que se realice las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre y de orina para identificar signos de una infección.
  • Una prueba de enzimas hepáticas, para descartar causas de dolor abdominal relacionadas con el hígado.
  • Un examen de heces, para descartar la infección en personas que tienen diarrea.
  • Una tomografía computada, que pueda identificar bolsas inflamadas o infectadas y confirmar el diagnóstico de diverticulitis. La tomografía computada también podrá indicar la gravedad de la diverticulitis y orientar el tratamiento.

Tratamiento de la diverticulitis

El tratamiento dependerá de la seriedad de los signos y síntomas.

Diverticulitis sin complicaciones

Si los síntomas son leves, es posible que el paciente reciba el tratamiento en su casa. Y es probable que el médico recomiende lo siguiente:

Si los síntomas son leves, la diverticulitis se tratará, inicialmente, mediante reposo en cama y dieta absoluta. A veces resultará necesario agregar analgésicos.

Este tratamiento tiene éxito en la mayoría de las personas con diverticulitis sin complicaciones.

Diverticulitis con complicaciones

En caso de un ataque agudo u otros problemas de salud, es probable que una hospitalización sea necesaria.

Además, si hay signos de obstrucción intestinal (náuseas, vómitos y marcada distensión abdominal), se colocará una sonda nasogástrica para descomprimir el intestino. Además, se aplicará hidratación, analgésicos y/o antibióticos endovenosos.

Tratamiento quirúrgico por diverticulitis

El tratamiento por cirugía se realizará en la mayoría de los casos frente a las siguientes complicaciones:

  • Conexiones anormales que se forman entre partes del colon o entre el colon y otra parte del cuerpo (fístula)
  • Agujero o ruptura en el colon (perforación)
  • Área estrecha en el colon (estenosis)
  • Cavidad llena con pus o infección (absceso)
  • Sangrado de los divertículos

Existen dos tipos principales de cirugía:

  • Resección intestinal primaria. El cirujano extirpa los segmentos enfermos del intestino y luego vuelve a conectar los segmentos saludables (anastomosis). Esto permitirá defecar de manera normal. Según la cantidad de tejido inflamado, podrá ser una cirugía abierta o un procedimiento mínimamente invasivo (laparoscopía).
  • Resección intestinal con colostomía. Si la inflamación es tal que resulta imposible volver a conectar el colon con el recto, el cirujano realizará una colostomía. Se trata de una abertura (estoma) en la pared abdominal  que se conecta con la parte saludable del colon. Los desechos pasan por la abertura hasta una bolsa. Una vez que la inflamación desaparece, la colostomía se puede revertir y el intestino se vuelve a conectar.

Pronóstico de la diverticulitis

Es posible que el médico recomiende una colonoscopia seis semanas después de la recuperación de una diverticulitis, en especial si no se han hecho ese estudio el año previo. No parece haber un vínculo directo entre la enfermedad diverticular y el cáncer de colon o el cáncer del recto. Pero la colonoscopia, que es arriesgada durante un ataque de diverticulitis, puede excluir el cáncer de colon como causa de los síntomas.

Después de un tratamiento exitoso, el médico puede recomendar una cirugía para prevenir futuros episodios de diverticulitis. La decisión de someterse a cirugía es personal y, en general, se basa en la frecuencia de ataques y en si han surgido complicaciones.

Para tener en cuenta sobre la enfermedad diverticular

  • Afección caracterizada por la aparición de pequeños sacos inflamados en el tracto digestivo.
  • Es común en las personas mayores de cuarenta años.
  • Por lo general, no suelen aparecer síntomas, a menos que los divertículos se inflamen o se infecten (diverticulitis), lo que puede causar fiebre y dolor abdominal.
  • Generalmente no se necesita tratamiento, a menos que haya inflamación (diverticulitis).
  • Si bien el tratamiento puede ayudar, esta condición no tiene cura.
  • Requiere diagnóstico médico.
  • Siempre se requieren análisis de laboratorio o estudios de diagnóstico por imágenes.
  • Crónicas: pueden durar años o toda la vida.

Algunas recomendaciones

Recomendaciones diverticulosis

  • Llevar una dieta rica en fibra para mejorar las evacuaciones intestinales y disminuir riesgo de otros divertículos o desarrollar diverticulitis.
  • Realizar comidas pequeñas, 3 a 5 veces al día con horarios fijos 
  • Ingerir de 25 a 35 g de fibra por día, esto disminuirá la presión dentro del colon, evitará gases  y distensión abdominal.
  • Beber suficiente agua simple. Recuerden que la fibra funciona absorbiendo el agua  e incrementando la cantidad de materia fecal suave en el colon.
  • Acudir al baño en cuanto lo necesiten. No aguantarse las ganas, ya que retrasar la defecación endurece la materia fecal lo que requiere mayor presión para ser evacuada.
  • Ejercitarse al menos 30 minutos 3 veces a la semana para mejor funcionamiento intestinal.

Recomendaciones diverticulitis

  • Llevar una dieta baja en fibra  hasta que desaparezcan los síntomas, posteriormente añade poco a poco la fibra .
  • Comenzar consumiendo alimentos líquidos  como caldos, gelatina, jugos de fruta sin pulpa, para sentirte mejor.
  • Consumir frutas y verduras cocidas sin cáscara o semillas.
  • Pueden consumir huevo,  pescado y pollo de preferencia a la plancha, horno o al vapor.
  • Consumir pan blanco refinado  y cereales con bajo aporte de fibra.
  • Poco a poco incorporar alimentos con fibra a tu dieta 

De todas maneras, les recomendamos acudir a un especialista para que los guíen en el proceso. ¡Cuiden su salud!

Contenido

Conozca una nueva herramienta

Play Video

Comuníquese con nosotros

En qué área le podemos ayudar?

Encuentre más información

Uno de los principales riesgos de fumadores consiste en el aumento de probabilidad de desarrollar un cuadro de cáncer de pulmón. Entienda todo lo que tiene...
Aquel que es tabaquista vive con el riesgo de sufrir diversas enfermedades o problemas de salud, como puede ser un ACV. Descubra más sobre los efectos...
Es muy doloroso ver a una persona que uno quiere , deteriorarse por el alzheimer u otro tipo de demencia. Afortunadamente, hay algunas estrategias de comunicación...
Comprender la “trampa” de querer arreglarlo todo mientras se cuida de un adulto mayor y el agotamiento como destino casi inevitable....
Con el pasar de los años,diferentes factores pueden aumentar el sentimiento de soledad en la vida del adulto mayor. Sea la pérdida de un ser querido...
La Enfermedad de Parkinson (EP) es una afección del sistema nervioso central causada por la pérdida de células productoras de dopamina en el cerebro. A través...
Protocolo de actuación para prevención y manejo de casos sospechosos de coronavirus (COVID-19) en residencias geriátricas. Manejo de contingencias....