Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Cuando una persona llega a la tercera edad, debido a los cambios físicos o psíquicos, los riesgos de que ocurran accidentes aumentan. Los músculos se debilitan, la agilidad se va perdiendo, y la atención y la memoria no son las mismas de antes.

Emergencias

Contenido - Información


Es muy importante que las personas mayores y sus familiares estén atentos con la finalidad de evitar accidentes y tengan los conocimientos necesarios para actuar si ocurre alguna emergencia.

En estos casos, cada minuto vale. Estar preparado, es crucial. 


Lo básico para estar preparado

Es muy importante tener a mano un listado con datos útiles para utilizar en caso  de emergencia.


Sugerimos que esta lista cuente con todas la información importante ya que en el momento de un accidente, muchas veces los nervios hacen que uno se olvide de los datos cruciales.

Pensamos que, como mínimo, la hoja debería contar con la siguiente información:

Nombre completo:

Fecha de nacimiento:

Documento:

N socio obra social/prepaga:

Teléfono de la casa:

Direccion:

Nombre:

Tel:

Celular:

Dirección:

Nombre:

Tel:

Celular:

Dirección:

Nombre:

Telefono:

Dirección:

Le recomendamos que haga su lista inmediatamente. No deje pasar el tiempo y hágalo especialmente en el caso de que haya otras personas cuidando o acompañando a la persona mayor.

No hay nada peor que estar en una situación y no tener lo obvio a mano.


Ejemplo de una hoja de Datos útiles para descargar

Para ayudar hemos elaborado una hoja que puede servir de modelo o ser utilizado.

Tiene la posibilidad de descargarlo, imprimirlo y completarlo para colocar en la heladera o en algún lugar útil de la casa.


Números de Emergencia

Es esencial que las personas sepan diferenciar los números de emergencia para saber con quién contactarse ante determinada situación. Los siguientes números atienden llamados de forma gratuita los 365 días del ano, las 24 hs del día. 

Se puede alertar sobre cualquier episodio que esté ocurriendo que necesite intervención policial:

hurtos, robos, secuestros, siniestros viales, corrupción policial, punto de ventas de drogas, consumo de drogas en la vía pública, vandalismo, confrontación entre personas.

Es importante destacar que cuando una llamada necesita la intervención de otra área como el SAME o el 147, el 911 deriva el llamado, lo cual significa que no es necesario cortar la llamada y comunicarse con el número indicado. Sin embargo, es esencial conocer cada número y su especificidad, ya que si se llama al numero indicado se optimizan los tiempos y la calidad de los servicios.

Ante cualquier emergencia o urgencia médica, tanto en domicilios como en la vía pública, la central de emergencias médicas se encarga de enviar ayuda especializada.

Los radioperadores se encuentran capacitados para recibir la llamada y obtener la mayor información posible sobre el cuadro médico, a fin de determinar el tipo de código del auxilio y por ende los tiempos de llegada para dar prioridad de atención a quien más lo necesite.

Una vez definida su clasificación, los operadores despachan al domicilio o intersección de calles en la cual se produce el evento una ambulancia equipada debidamente junto a personal –chofer y médico- capacitado para situaciones de alto riesgo

Este número está al servicio de todas aquellas llamadas que requieran extinción de incendios de campo, incendios estructurales, búsqueda, salvamento y rescate de personas.

Ayuda a damnificados de inundaciones, desprendimientos de tierra, derrame de sustancias químicas, terremotos, tsunamis y otro tipo de desastres brindándoles medicina, vestimenta, refugios y asistencia médica.

Para personas que estén atravesando una crisis emocional de cualquier tipo y sienten que nada tiene sentido.

Para personas que están extraviadas.

¿Qué hacer en caso de pérdida de algún familiar?


¿Cómo actuar en la llamada de emergencia?


Accidentes caseros más frecuentes

Las quemaduras, las intoxicaciones y las caídas son los accidentes caseros más frecuentes en los adultos mayores.

Factores que aumentan el riesgo de caídas:

  • La falta de actividad física, que favorece la descalcificación de los huesos (osteoporosis), la pérdida de agilidad, y la pérdida de la capacidad cardíaca y respiratoria
  • Consumo de alcohol y sedantes, que disminuyen la atención a los obstáculos y aumentan la imprudencia y el desequilibrio.
  • Daño cerebral, que causa torpeza o debilidad del movimiento y falta de cuidado por imprudencia.
  • Defectos de la vista, especialmente si se asocia a la falta de iluminación.

Consejos para evitar accidentes domésticos

  • Los lugares más peligrosos de la casa son el bano y la cocina. En el primero se suelen sufrir caídas al resbalarse, al entrar o salir de la ducha. En el segundo, quemaduras.
  • Los calefactores de gas deben usarse en cuartos con una ventilación adecuada.
  • Los medicamentos deben estar etiquetados y guardados en un lugar seguro.
  • En el caso de que la persona mayor esté tomando pastillas para dormir, mantenga el frasco en el botiquín y no cerca de la cama para evitar sobredosis accidentales.
  • Las llaves y las estufas de gas se deben revisar de forma habitual para ver si hay pérdidas.
  • Toda la casa debe estar bien iluminada, en especial los pasillos y las escaleras.
  • Las llaves de luz deben ser fáciles de encontrar.
  • Los pisos no deben estar resbalosos.

Quemaduras

Las quemaduras pueden producirse por varias causas como por ejemplo, torpeza a la hora de agarrar una pava, caídas sobre la estufa, o por el rompimiento de una bolsa de agua caliente mientras se duerme.


Intoxicaciones

Las intoxicaciones pueden deberse a medicamentos, calefacciones mal encendidas y/o falta de ventilación, etc.




Números de Emergencia

Ante cualquier emergencia o urgencia médica, tanto en domicilios como en la vía pública, la central de emergencias médicas se encarga de enviar ayuda especializada.

Hurtos, robos, secuestros, siniestros viales, corrupción policial, punto de ventas de drogas, consumo de drogas en la vía pública, vandalismo, confrontación entre personas.

Este número está al servicio de todas aquellas llamadas que requieran extinción de incendios de campo, incendios estructurales, búsqueda, salvamento y rescate de personas.

Ayuda a damnificados de inundaciones, desprendimientos de tierra, derrame de sustancias químicas, terremotos, tsunamis y otro tipo de desastres brindándoles medicina, vestimenta, refugios y asistencia médica.

Para personas que estén atravesando una crisis emocional de cualquier tipo y sienten que nada tiene sentido.

Comuníquese con nosotros

En qué área le podemos ayudar?