Adulto mayor con incontinencia fecal
Cómo se maneja la incontinencia fecal (if) con adultos mayores. Entienda mejor los tratamientos y cómo tratar al adulto mayor.
Publicidad
Cómo se maneja la incontinencia fecal (if) con adultos mayores. Entienda mejor los tratamientos y cómo tratar al adulto mayor.

Recursos para cuidar mejor

Cuidar a un ser querido con incontinencia fecal

Contenido

Cualquier persona que sufra de incontinencia fecal (IF) seguramente encontrará la afección frustrante y vergonzosa. Para aquellos que están cuidando a un ser querido con IF, puede ser difícil saber cómo manejar y ayudar con los síntomas. Si bien la mayoría de las personas son reacias a hablar de esta afección con su familia y su médico, abordarla de frente puede proporcionar información valiosa y la esperanza de una vida más saludable y feliz.

A continuación, encontrarán respuestas a preguntas comunes sobre la incontinencia fecal como, las causas fundamentales, las opciones de tratamiento y los consejos para controlar la vida diaria con la afección. Hablar de incontinencia no es fácil, y esto es aún más cierto cuando se trata de hablar de incontinencia intestinal. Es importante difundir esta información y fomentar conversaciones sinceras entre las familias y sus proveedores de atención médica.

¿Qué es la incontinencia fecal?

La incontinencia fecal es una incapacidad para controlar las deposiciones, lo que puede provocar pérdidas de heces. Una persona que padece incontinencia intestinal puede defecar al intentar expulsar gases, o puede experimentar una completa falta de control.

A veces, esta pérdida de control ocurre debido a enfermedades a corto plazo, como diarrea o gastroenteritis, pero otras veces puede estar asociada con una enfermedad a largo plazo o incluso con el envejecimiento general. El deterioro relacionado con la edad puede causar cambios y/o daños en los músculos y nervios del intestino, lo que termina en IF. Irónicamente, la afección también puede ser el resultado del estreñimiento crónico. Si una persona se ve afectada, a veces las heces “desbordadas” pueden filtrarse por el recto.

Incontinencia fecal: qué es y qué prevalencia tiene

¿Cómo se diagnostica la incontinencia fecal?

Un médico hará preguntas sobre los síntomas, incluyendo hace cuánto viene ocurriendo y qué tipos de eventos los provocan. Si un ser querido está sufriendo este tipo de accidentes de manera recurrente, es importante comprender la naturaleza de estos lo más completamente posible. Por ejemplo: algunas personas mayores experimentan incontinencia de urgencia, que ocurre cuando no pueden llegar al baño a tiempo, mientras que otras pueden experimentar incontinencia pasiva, que ocurre cuando no son conscientes de que necesitan defecar.

Aunque puede ser vergonzoso discutirlo en detalle, es crucial reunir toda la información posible para ayudar al médico a comprender la situación por completo. Llevar un diario de los hábitos de alimentación y bebida, los síntomas y los problemas digestivos, podrá ayudar a reducir las posibles causas. Por otra parte, el médico seguramente haga algunas pruebas diagnósticas -incluida una colonoscopia- para determinar la causa subyacente.

Opciones de tratamiento para la incontinencia fecal

El tratamiento de los problemas de control intestinal depende en gran medida de la causa. Por ejemplo, si la diarrea es la culpable, un médico puede recetar espasmolíticos y antidiarreicos para desarrollar heces más sólidas que sean más fáciles de controlar, reduciendo así las fugas.

Otra forma de tratar la incontinencia fecal es haciendo algunos cambios en la dieta. Si el estreñimiento crónico es el problema subyacente, la dieta puede desempeñar un papel importante en la contribución o minimización de los síntomas. Aumentar la ingesta de líquidos y comer más alimentos ricos en fibra puede ayudar a aliviar el estreñimiento y prevenir accidentes.

El ejercicio también puede ayudar, especialmente las actividades dirigidas a mejorar la función del esfínter anal y fortalecer los músculos del suelo pélvico (ejercicios de Kegel). Un terapeuta capacitado puede proporcionar las instrucciones necesarias para tratar estos músculos y mejorar el control de los intestinos yla vejiga. Agregar la terapia de biorretroalimentación a este régimen ayuda a garantizar que los movimientos se realicen correctamente y aumenta la conciencia de las sensaciones más sutiles involucradas en las funciones corporales.

El entrenamiento intestinal es otra opción que puede promover los movimientos intestinales regulares y prevenir accidentes, pero se necesita tiempo para ser efectivo. Esencialmente, uno diseña y se adhiere a un patrón de deposiciones -rutina- en momentos específicos a lo largo del día. Al seguir un horario, el cuerpo se acostumbra a ir a esas horas prescritas (como después de las comidas), lo que disminuye las posibilidades de incontinencia.

En casos muy graves, se pueden recomendar opciones quirúrgicas, como la esfinteroplastia, las inyecciones de espasmolíticos y/o antidiarreicos no absorbibles, la estimulación del nervio sacro o incluso la derivación intestinal para controlar mejor los síntomas. Todo depende de la salud general del paciente y de la causa principal de su limitado control intestinal.

Cuales son las causas de la incontinencia fecal

Cómo vivir con un control intestinal limitado

Para algunas personas, el daño muscular y nervioso más significativo debido a enfermedades como la diabetes, la esclerosis múltiple, los accidentes cerebrovasculares y la demencia puede hacer que el tratamiento y el manejo de la incontinencia sean mucho más complicados. Una planificación adecuada puede ayudar a disminuir la probabilidad de accidentes y garantizar que las personas mayores y sus cuidadores estén preparados en caso de que ocurra uno.

Publicidad

Siempre es una buena idea llevar una “bolsa Plan B” que contenga ropa adicional, toallitas húmedas, ropa interior o toallitas descartables y una bolsa aparte para los artículos sucios mientras estén fuera de casa con un ser querido que tiene incontinencia.

Si es posible, se deberá evitar cualquier desencadenante conocido: cada persona es diferente, pero comer tiende a ser un desencadenante natural del aumento de la actividad intestinal. Organizar salidas alrededor de las comidas o tomar un medicamento antidiarreico antes de comer seguramente ayudará a su ser querido a evitar problemas. Es posible que tengan que ayudarlos a que presten más atención a su cuerpo y aprendan a captar las señales por sí mismos. Esto es difícil, pero se puede hacer.

Cómo mantener la integridad y el confort de la piel

Esta afección puede tener efectos psicológicos profundos, como vergüenza, depresión y aislamiento, pero los problemas de control intestinal también pueden causar molestias físicas. La irritación de los tejidos de la zona rectal es desagradable, pero puede convertirse rápidamente en un problema más grave. La prevención es la mejor medicina, así que no esperes a que un ser querido desarrolle una complicación de la IF para buscar mejores formas de controlar sus síntomas y cuidar su piel.

Las cuatro mayores amenazas relacionadas con la incontinencia para la integridad de la piel son la humedad, la alteración del pH de la piel, los microorganismos y la fricción. Es de suma importancia asegurarse de que el área perineal de un paciente esté siempre limpia, seca y acondicionada. Asegúrense de cambiar las prendas húmedas o sucias inmediatamente, limpien y/o enjuaguen bien el área y dejen que se seque al aire con la mayor frecuencia posible. Estos pasos reducirán el olor, mantendrán la integridad de la piel y mantendrán cómodo a su ser querido.

Sin embargo, tengan cuidado al limpiar o secar con una toallita o aplicar productos de uso tópico. Incluso si un ser querido es diligente con su higiene y cuidado de la piel, la fricción de algunos de estos pasos puede causar lesiones en la piel delicada y delgada. Utilice golpecitos suaves en la piel para que se seque o apliquen cremas en lugar de usar movimientos de limpieza o frotamiento.

Si bien el agua y el jabón son una opción para la mayoría de las personas, los productos especiales para la incontinencia están formulados para limpiar de manera efectiva y minimizar la irritación de la piel. Algunos ejemplos son los limpiadores sin enjuague y los ungüentos, cremas o aerosoles de barrera. Los productos de barrera son cruciales para proteger la piel de la sobreexposición a la humedad, la fricción, la irritación y las bacterias que contribuyen a la dermatitis por incontinencia (dermatitis del pañal), infecciones e incluso úlceras por presión. Para algunos, un bidé es útil para un enjuague adecuado tanto después de una evacuación intestinal normal como de episodios de incontinencia.

Si tu ser querido usa productos descartables para la incontinencia, como protectores, calzoncillos o cubre colchones, asegúrense de elegir artículos que tengan una capa exterior suave que absorba la humedad de la piel y la lleve a un núcleo absorbente (en el caso de los cubre colchones, asegúrense que sean impermeables). Aunque algunos productos pueden hacer un mejor trabajo para contener los accidentes, traten de evitar aquellos que mantienen la humedad atrapada contra la piel. Esto solo causará más problemas a largo plazo.

Primeros pasos para ayudar a una persona con incontinencia fecal

La IF no es una afección fácil de manejar para los pacientes o sus cuidadores, pero hay formas de minimizar los síntomas. El primer paso para mejorar la condición y la calidad de vida de un ser querido que padece IF es hablar con su médico de cabecera.

Contenido

Conozca una nueva herramienta

Play Video

Comuníquese con nosotros

En qué área le podemos ayudar?

Encuentre más información

PORTALGERIATRICO conversó con Ivanna Saldívar, directora de la Carrera de Enfermería de la UCA sobre la carrera, el impacto de la pandemia, la situación actual de...
Los trastornos del sueño con muy comunes en la actualidad.

No se sienta solo ante esta situación ya que se puede aprender a dormir bien.

...
Siendo la causa más frecuente de demencia entre las personas ancianas, el Alzheimer es una alteración neurodegenerativa que afecta a millones en todo el mundo. Descubra...
La inflamación de los tubos bronquiales que se encargan de transportar el aire hacia y desde los pulmones se llama Bronquitis. Es normalmente causada por un...
Siendo la ataxia hereditaria más frecuente y presentando comúnmente entre los 5 y 15 años los primeros síntomas, obtenga más información aquí sobre la Ataxia de...
Más de 400 millones de personas padecen de Diabetes en el mundo. Sólo en Argentina 1 de cada 10 personas es afectada por este desorden metabólico....
Si tuviste que interrumpir tus estudios por la pandemia o tenes ganas de aprovechar este tiempo para formarte en el área del cuidado del adulto mayor,...
Los ejercicios de Kegel fortalecen los músculos del suelo pélvico que a su vez sostienen el útero, la vejiga, el intestino delgado y el recto. Hacer...