12/07/2020 09:23

Areas de Ayuda
4.6/5
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Ministerio de Salud de la Nacion: Recomendaciones para la prevención y abordaje en residencias para personas mayores y plan de contingencia

Contenido

La persona mayor por su edad, así como por presentar comorbilidades, es población
vulnerable para el desarrollo de formas graves y fatales de infecciones respiratorias
agudas en general y de COVID-19 en particular.


La situación que se presenta en las residencias de adultos mayores es diferente a lo
que sucede en otras instituciones de salud y presenta riesgos específicos.

Existen factores propios que pueden aparecer por el momento evolutivo de las personas,
como el proceso de envejecimiento y la disminución de la reserva funcional que dificulta la lucha contra las enfermedades, además de manifestar capacidades reducidas para movilizarse, dificultades comunicacionales y alteraciones en la percepción propia del cuerpo, todas estas características, se asocia la presencia de espacios comunes, al tránsito continuo de trabajadores de la salud, familiares, cuidadores, convivencia con personas con distintos grados de fragilidad.


En este sentido, es necesario considerar diferentes escenarios a gestionar: Por un
lado, evitar la introducción del COVID-19 en los establecimientos y por el otro, una vez
que el COVID-19 se introdujo evitar la transmisión e implementar medidas para el
control del brote.


Con el objetivo de proteger la salud y el bienestar de las personas que residen y
trabajan allí, se realizan estas recomendaciones y se proponen los lineamientos para
un plan de contingencia.

Recomendaciones para disminuir la la exposición al riesgo de residentes y trabajadores de la institución.


I. Medidas para evitar la introducción del virus a las instituciones

 Restringir las visitas de personas externas a la residencia permitiendo solo
aquellas estrictamente necesarias (procedimientos médicos invasivos
imprescindibles, cuidados personales básicos, acompañamiento humanizado
en el final de la vida).


 En caso de ser necesario el ingreso a esta comunidad cerrada, los visitantes
deben ser informados y deben adoptar las medidas de bioseguridad
requeridas, así como cumplir las restricciones que la institución realiza.


 A toda persona que ingresa se le deberá tomar la temperatura corporal,
prohibiendo el ingreso a todos aquellos que presente fiebre (temperatura mayor
igual a 37,5°).


 En ningún caso se permitirán visitas de personas que presenten síntomas
respiratorios.


 Se solicitará tener el pelo recogido, no utilizar elementos en las manos y brazos
que impidan la correcta higienización.


 Para todos aquellos objetos que ingresen a la residencia es importante
implementar un protocolo de recepción, el cual debe incluir la aplicación de una
solución de lavandina diluida.


 Ante un NUEVO INGRESO o ante la SALIDA DE UN RESIDENTE de la
institución (por ejemplo, derivación a efector de salud) se deberán indicar 14
días de aislamiento posteriores al ingreso o reingreso de esta, en una
habitación individual contemplando sus necesidades básicas.


 Suspender las salidas de la residencia, salvo excepciones o razones de fuerza
mayor.


 Dentro de lo posible, cerrar las zonas comunes para disminuir al máximo la
interacción entre los residentes. Podrán considerarse como alternativa la
organización de turnos que permita mantener una distancia de seguridad entre
los residentes de 2 metros y con una limpieza oportuna al finalizar cada turno.


 Ante la observación de un residente con fiebre y/o síntomas respiratorios se
deberá activar el protocolo de asistencia médica inmediata por parte del
sistema sanitario.


 Instalar dispensadores de alcohol en gel para residentes (idealmente tanto
dentro como fuera de la habitación).


 Para más información consultar en:
https://www.argentina.gob.ar/coronavirus/cuidarnos
https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus/poblacion/alimentos

 La institución debe disponer y/o acondicionar un área para el personal, donde
se realizará el cambio de ropa y calzado de calle por la de trabajo. Preferentemente esta área debería estar estratégicamente alejada de aquellos
que residen en la institución. COVID-19 Recomendación para la prevención y abordaje en residencias para personas 3
mayores y plan de contingencia.


 Disponer los elementos de bioseguridad y protección personal (EPP) según
normativas vigentes del Ministerio de Salud de la Nación y capacitar al
personal sobre las mismas.


 El uso de barbijos es sólo obligatorio para todos los trabajadores de la
Residencia para Personas Mayores (RPM).


 El personal de salud responsable deberá controlar diariamente signos vitales
de los residentes de manera exhaustiva (TA/FR/FC/Temperatura y Oximetría
de pulso) para detección precoz de casos sospechosos.


 El equipo de asistencia en contacto con personas que cumplan con la
definición de caso sospechoso de COVID-19 deberán utilizar en forma
adecuada el equipo de protección personal (EPP) y las medidas de
bioseguridad.


 Realizarán higiene de manos antes y después del contacto con los residentes,
después del contacto con superficies o equipos potencialmente contaminados1
y después de quitarse el equipo de protección individual.


 La institución planificará el personal sanitario necesario en contacto directo con
casos sospechosos confirmados de COVID-19:
https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19/definicion-de-caso


 Las medidas de bioseguridad deben estar claramente explicitadas y accesibles
a todos los trabajadores de la institución.


https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19/recomendacionesprevencion-empresas-organismos-atencion-publico#4

Para los responsables institucionales:


 Reglamentar y facilitar los mecanismos para obtención de licencias del
personal afectado con el fin de evitar que concurran a trabajar con síntomas.


 Se deberá efectuar el seguimiento de los empleados con ausencias no
justificadas para determinar su estado de salud.


 Garantizar el acceso oportuno al diagnóstico del personal, en aquellos casos
sospechosos de COVID-19, realizar de forma rutinaria el autoexamen de
síntomas y signos dos veces por día.


 Evaluar la factibilidad de generar grupos de trabajo rotativos.


 Prever equipos de personal capacitado como reserva en caso de ausencia,
aislamiento preventivo o por enfermedad.


 Considerar en el multiempleo, acuerdos interinstitucionales para la realizar las
actividades asistenciales en sólo una de ellas.

1
(se considera contaminado todo aquello que haya entrado en contacto con un caso sospechoso o sus
secreciones o permanecido a una distancia menor a dos metros de este)

Reforzar la vacunación de acuerdo con el calendario nacional, principalmente
antigripal y antineumocócica, de los trabajadores y los residentes.


II. Medida para evitar y/o limitar la transmisión y la presencia de casos positivos de Covid-19.

Situaciones de casos institucionales

● Todos aquellos residentes que presenten sintomatología respiratoria aguda o
fiebre deberán restringir sus movimientos lo máximo posible y quedarse en una
habitación con buena ventilación (preferiblemente al exterior) e idealmente con un
baño propio hasta que sea evaluado por el personal médico y se defina la
necesidad de derivación ante la sospecha de COVID-19.


● Si luego de la evaluación profesional el paciente cumple criterios de CASO
SOSPECHOSO, se activará el protocolo de derivación. Es importante considerar la
necesidad de contar con un espacio donde se pueda realizar el aislamiento del
residente hasta su derivación.


● Realizada la derivación, el espacio ocupado deberá ser desinfectado, según las
recomendaciones de limpieza y desinfección de material sanitario, superficies y
ambientes vigentes al momento de la activación del protocolo.


● Ante el diagnóstico de caso sospechoso deberán implementarse inmediatamente
las medidas de protección individual según normas por contacto y por gotas.
https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID- 19/recomendaciones-usoepp).


● Se informará en forma inmediata al residente de su condición, a su familia y a las
autoridades de salud pública.


● Se debe notificar el caso al sistema nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS
2.0).


● El residente que cumpla con la definición de contacto estrecho de un caso de
COVID-19 se le indicará el aislamiento de ser posible en una habitación con buena
ventilación (preferiblemente al exterior) e idealmente con un baño propio durante el
periodo de vigilancia establecido (14 días).


● Se realizará un seguimiento médico en busca de síntomas respiratorios según lo
establecido por las recomendaciones nacionales.


● La evaluación clínica del caso determinará la internación en un centro de mayor
complejidad

Durante todo el protocolo y en forma permanente se mantendrán las medidas de
higiene y bioseguridad recomendadas para evitar el contagio y la propagación
del virus.

Todos los casos y sus contactos deben ser notificados al Sistema Nacional de
vigilancia de la salud SNVS 2.0

Ante la presencia de un caso de COVID- 19 de trabajadores institucionales, el
coordinador del plan de contingencia o la persona designada, deberá activar el
protocolo de caso sospechoso, comunicar a la autoridad sanitaria local para su
redirección sistematizada.


III. Medidas para la organizacion de las RPM

 Número de habitaciones, número de camas. Espacios amplios que permitan la
convivencia respetando la distancia persona a persona adecuada (2 metros).


 Insumos disponibles para cumplir con la higiene y aislamiento (guantes,
barbijos, alcohol en gel, desinfectantes, equipos de protección individual), para
residentes y todo el personal de la RPM.


 Provisiones y medicamentos suficientes para un mes de tratamiento.


 Cartelería con información adecuada y clara, indicando circuito de ingreso y las medidas de higiene.


 Espacios adecuados para el aislamiento: para el aislamiento transitorio de
casos sospechosos y/o positivos, a la espera de su derivación al centro
hospitalario asignado, deberá ser ubicado en una habitación con ventilación,
donde se respeten todas las medidas de higiene y el paciente permanezca
aislado y atendido según las recomendaciones correspondientes.

Equipo de salud:


 Listado del plantel total de trabajadores incluyendo dueños y equipo de
dirección.


 Listado de profesionales: médicos, enfermeros, psicólogos, trabajadores
sociales, nutricionistas, kinesiólogos.


 Listado de trabajadores no profesionales: Listado de asistentes geriátricos.


 Listado de trabajadores de mantenimiento, cocina y limpieza.

 Listado de personal para reemplazo y suplencias.


 Personal capacitado en las medidas de bioseguridad y en la aplicación del
protocolo del Plan de Contingencia.


 Listado de proveedores.


 Detalle de horarios, rotación y turnos.


Residentes:


 Número total de residentes de la institución.


 Cantidad de residentes por habitación.


 Datos de los residentes y grupos de familiares o allegados.


 Historia Clínica confeccionada por profesional médico con datos de la
valoración gerontológica*.


 Otros datos: Voluntad anticipada. Consentimiento informado, según normativa
vigente, al momento de ingresar a la RPM.


*Valoración gerontológica. Es indispensable que los RPM, aseguren que todos los residentes
tengan en su correspondiente evaluación gerontológica, realizada por el médico de la institución a los
efectos identificar y garantizar los mayores cuidados de las personas de mayor riesgo.

 Se deben implementar programas intensificados de limpieza en el centro
focalizando en las zonas de mayor tránsito y limpieza de las superficies de
contacto frecuente.


 El procedimiento de limpieza y desinfección de las superficies y de los
espacios en contacto con el paciente se deberá realizar según las
recomendaciones de limpieza y desinfección de material sanitario,
superficies y ambientes vigentes al momento de la activación del protocolo.


 El personal de limpieza deberá ser instruido en las medidas pertinentes de
protección personal individual, así como en bioseguridad.
https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID19/recomendaciones-uso-epp


 El material utilizado que sea desechable se considerara material patógeno y
debe manipularse como tal. Los residuos generados en la atención del
paciente se eliminarán en bolsas rotuladas para su eliminación.

 Se recomienda que la vajilla utilizada por una persona con sospecha de
COVID-19 en aislamiento sea descartable, que permanezca en la habitación
y sea desechada dentro de la misma.


 Si no se dispone de vajilla descartable, se recomienda lavar la vajilla
reutilizable en un lavavajillas.


 Si no dispone de lavavajillas, se recomienda lavar a mano con detergentes
usando el EPP apropiado según técnica adecuada.

 El personal deberá colocarse el EPP para entregar la comida a los pacientes
con sospecha de COVID-19. Retirar el EPP de manera correcta luego de
salir de la habitación.


 La retirada de la ropa de la habitación del paciente se realizará según las
recomendaciones, embolsada, cerrada y rotulada dentro de la propia
habitación.

 Los residuos del paciente, incluido el material desechable utilizado por la
persona enferma deben descartarse siguiendo las recomendaciones
vigentes para el manejo de material biológico extremando las medidas para
evitar el contacto con otras superficies.


 El personal que maneje estos residuos debe cumplir con las normativas
para de utilización de EPP.

 Mantener informado de manera permanente al residente sobre su condición,
la posibilidad del traslado y de las decisiones que se van tomando sobre su
persona.


 Se debe explicar la situación en lenguaje claro y adaptado a sus
capacidades.


 Una vez que se ha comunicado a los residentes que se los derivará o
evacuará, se informará a los familiares y allegados directos de la Persona
Mayor.


 Implementación inmediata de medidas de bioseguridad al equipo de salud,
así como el aislamiento preventivo del residente.


 El coordinador del plan de contingencia de la institución o quien este
designado en ese turno deberá comunicar a la autoridad sanitaria local, para
la activación de protocolo de actuación ante caso sospechoso.


 Se derivarán: casos sospechosos y/o positivos, se realizará en forma
inmediata si la RPM no cuenta con habitación para el aislamiento.


 El traslado se hará a los centros hospitalarios, previamente determinados
por la autoridad sanitaria local.


lll Rol de las autoridades sanitarias locales

 Disponer de un equipo de trabajo que registre a cada establecimiento y
efectúen su geolocalización (esté habilitado o no por la autoridad competente).
Se considerará RPM, a aquellas que alberguen a 5 o más adultos Mayores.


 Tener en cuenta las RPM, que sean asistidas frecuentemente por los sistemas
de emergencia locales, y aquellas RPM, visitadas para la aplicación de la
vacunación correspondiente a sus residentes.


 En el relevamiento es indispensable verificar la existencia del Plan de
Contingencia y el responsable de este

● Disponer de un registro actualizado de los Centros de atención hospitalarios,
públicos, privados y RPM.


● Conocer número de camas de internación general, el número de camas de
terapia intensiva de adultos y el número de camas de RPM.


● Tener listado de espacios o instituciones de la comunidad que puedan ser
adaptados para el aislamiento de personas COVID-19 positivas y/o casos
sospechosos. considerando el número potencial de camas posibles.


● Realizar proyección del número total de estos espacios, y número de camas
(clubes, iglesias, salones, gimnasios etc.) que podrían adaptarse ante la
eventual evacuación para pacientes asintomáticos y negativos.

● Se debe tener un registro de personal de reemplazo para asistentes geriátricos,
profesionales y personal de mantenimiento, que reemplacen de inmediato a
trabajadores infectados o sintomáticos, para garantizar la atención de los
residentes.


● Este personal de reemplazo debe ser capacitado y tener conocimiento de las
normativas de bioseguridad vigentes.


● Contar con un equipo de salud, y asistentes geriátricos que aseguren una
atención adecuada a las Personas Mayores evitará la evacuación total de la
RPM.


● Establecer, vinculado con el multiempleo, estrategias que posibiliten contar con
“trabajadores exclusivos” en las RPM. Se sugiere unificar las horas de aquellos
trabajadores o asistentes geriátricos, que presten servicios en varios centros de
salud, conservando el valor y pago de estas, pero con actividades laboral
realizada en una única RPM.

 Falta de personal de asistencia.


 Falta de higiene demostrada en la institución.


 Imposibilidad de garantizar el distanciamiento persona a persona mínimos.
 Causas de fuerza mayor.


 Visualización de abandono de persona por parte de la dirección.


 Falta de garantía en las provisiones indispensables de alimentos y/
medicación de los residentes.


 Enfermedad demostrada del equipo de salud y que no exista reemplazante.

 Contar con anticipación posibles lugares de aislamiento organizados y
adaptados para albergar a las Personas Mayores, por ejemplo, instituciones
locales, públicas o privadas como Clubes, escuelas, establecimientos
religiosos.


 La evacuación será siempre preservando la identidad de las personas y con
las medidas de seguridad vigentes.


 Se debe tener en cuenta que las personas mayores evacuadas son
pacientes sin síntomas, ni sospechas de infección.


 Tanto los residentes trasladados, así como el equipo que los traslada,
deben cumplir con las medidas de protección individual.



Protección de las PM institucionalizadas durante la pandemia de Covid-19 desde la perspectiva de los DD.HH y la bioetica.

La República Argentina en 2017 aprueba en la ley 27.360, a la Convención
Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas
Mayores adoptada por la organización de los estados americanos (OEA) en su
45°asamblea general de junio de 2015.

La misma establece pautas para promover, proteger y asegurar el pleno goce y ejercicio de los derechos de las PM y propicia la eliminación de todo tipo de discriminación y violencias fundadas en la edad.

Asimismo, consagra, entre otros, el derecho a la salud y a recibir servicios sociosanitarios
integrales de calidad.


En esta línea, comprender la vulnerabilidad de los adultos mayores ante el COVID-19,
obliga desarrollar en las RPM estrategias de protección, y a fortalecer el cumplimiento
de la legislación en prevención del abuso, el maltrato y violencia.


Durante las situaciones de epidemias y /o pandemia por COVID- 19 se debe visualizar
diferentes escenarios vinculados a los derechos de las PM.


Aislamiento social: equilibrar las acciones de distanciamiento físico
necesarias para proteger a las PM del contagio y de las consecuencias de la
enfermedad, sin descuidar salud mental y la contención social y afectiva
promoviendo la comunicación con allegados y familiares, a través de medios
telefónicos y medios virtuales.


Autonomía de la voluntad: Para el derecho argentino (Código Civil y
Comercial, ley 26.529 Derecho de los Pacientes, entre otros) las PM son
capaces y autónomas por definición, más allá de tener algún grado de
dependencia, enfermedad o vulnerabilidad. Resaltamos la importancia que en
las RPM se tome en cuenta la voluntad y preferencias de cada residente en
caso de necesitar derivación o traslado por COVID-19.

En este sentido, se pueden contemplar las siguientes situaciones:
o Directivas médicas anticipadas (DMA): Los administradores de la RPM deberán
tener junto con la documentación de cada residente, las directivas médicas
anticipadas de aquellas personas que las hayan emitido para orientar las
decisiones de los profesionales de la salud sobre las contingencias que pudiera
atravesar dicha persona. (art. 60 CCyC).
o Si la capacidad de una PM estuviera limitada de hecho, es importante consultar
la decisión de la familia. En caso de residentes declarados incapaces, consultar
al curador. (art 707 CCyC).


o En caso de emergencia para una persona incapaz, y sin familiares a quienes
contactar, el equipo de salud puede definir el accionar. (art 42 CCyC).
o Garantizar el derecho de las PM enfermas de COVID-19 a recibir la
información necesaria y a brindar su consentimiento previo, pleno, libre e
informado en cuanto a los tratamientos y medicamentos que vayan a recibir.
(ley 26.529 Derechos del Paciente).


o Para respetar los derechos de las Personas Mayores, deberían constar las
voluntades anticipadas de los mismos.


 Maltrato y abandono: Las autoridades sanitarias deberán actuar con
inmediatez en los casos en los que se detecten RPM que no cumplan con los
requisitos esenciales de bioseguridad y cuidados, para así garantizar que no se
vulneren los derechos y la dignidad de las PM.


 Imagen de las PM: propiciar un tratamiento respetuoso de la dignidad e
intimidad de las PM prestando especial atención al manejo responsable de su
imagen ante los medios de comunicación audiovisuales. Evitar su
estigmatización.

Publicidad
Previous
Next

Encuentre más información

Recursos para el Cuidador Familiar

Desde siempre compartiendo información para cuidar mejor

Psicología del adulto mayor

Nos ayuda una visión integral sobre la psicología del adulto mayor para poner en mejor contexto las emociones y los estados de ánimo. En este artículo se cubren algunos aspectos a tener en cuenta y que merecen ser compartidas para superarlos.

Saber más »

Hipotiroidismo

La disminución en la producción de hormonas tiroideas por la glándula tiroides es el cuadro tipico del Hipotiroidismo. Entienda mejor el cuadro clínico y las bases de esta patología frecuente en el adulto mayor.

Saber más »

Cuidar en Casa

Bienvenido a la Sección Cuidar en Casa La gran mayoría de nuestros  seres queridos mayores son cuidados en su hogar Cuidar en Casa Cuidadores Enfermeras

Saber más »

La Sexualidad en la tercera edad

Todavía y de manera errónea, se cree que no existe en el anciano actividad ni interés sexual y, que cuando se presentan, son de tipo morboso y patológico. Descubra más aquí sobre los tabúes y avances que rodean este tema en la actualidad.

Saber más »

más recursos

para cuidar mejor

Comuníquese con nosotros

En qué área le podemos ayudar?

Publicidad
Previous
Next