16 consejos para viajar con adultos mayores
Si bien no todos los adultos mayores son iguales y padecen de enfermedades, hay algunas recomendaciones a la hora de viajar que todos deben tener en cuenta.

16 consejos para viajar con adultos mayores

Publicidad
Contenido

Llega el verano y con él, los viajes, En este artículo presentamos una serie de consejos para tener en cuenta a la hora de viajar con un adulto mayor para evitar problemas y disfrutar al máximo. 

1. Acordar el destino con el adulto mayor

A veces se piensa que como ya están en la tercera edad, no pueden tomar decisiones. Sin embargo, es importante que el destino sea de su agrado y le entusiasme ir. A nadie le gusta viajar obligado. 

2. Consultar al médico de cabecera

Es muy importante realizar una visita al médico antes del viaje para obtener respuestas a las siguientes preguntas: 

  • ¿El adulto mayor podrá manejar el estrés de viajar y el cambio de rutina?
  • ¿Son los métodos de viaje y los destinos que eligió apropiados para las capacidades y limitaciones de la persona mayor?
  • ¿Es necesario tomar algunas precauciones extras por el clima o la altura?
  • ¿Se necesita alguna vacuna especial?
  • ¿Tiene el médico alguna sugerencia o inquietud adicional para la que deba estar preparado?

La consulta es aún más importante para las personas que tienen obesidad o que han sufrido algún tipo de trombosis

3. Contratar un seguro (en caso de salir del país)

Es necesario contratar una asistencia de viajero que cubra cualquier tipo de percance que se pudiera tener en un viaje (todos estamos expuestos). Hay que saber que en muchos países los costos por alguna emergencia son elevados.  Algunas tarjetas de crédito incluyen seguros para alguna emergencia o contratiempo, investiga si cuentas con ese servicio, de lo contrario hay infinidad de seguros que podrán cubrir tus necesidades. Hable con su obra social también ya que algunas prepagas tienen cobertura para algún país limitrofe.

4. Armar un botiquín

En primer lugar hay que tener en cuenta el estado de salud de los viajeros (para llevar los medicamentos necesarios)  y las condiciones sanitarias del lugar a donde se viaja. Luego, los elementos básicos serian:

  • Curitas
  • Kit para heridas y ampollas: algodones, gasas,  algún tipo de suero o solución salina para limpiar heridas y algún producto antiséptico para protegerlas después. 
  • Analgesicos y antiinflamatorios
  • Antibióticos (consultar con un médico)
  • Protectores de estómago (consultar con un médico)
  • Repelente para insectos  y algún antídoto para calmar la picadura. 
  • Alicate
  • Pastillas para el mareo
  • Pomada analgesica para golpes
  • Protector solar

5. Planificar correctamente

Una planificación adecuada es imprescindible para que todo salga bien. Como por ejemplo, hay que saber de antemano qué ropa se debe llevar de acuerdo al clima,  cómo llegar a cada uno de los destinos y cuánto dinero se necesitará.

Vea las cómo incorporar pausas en los viajes. Recuerde que los adultos mayores tienen la necesidad de ir al baño mas frecuente que las personas más jóvenes. Es muy importante también siempre llevar agua u otra bebida para estar siempre bien hidratado.

6. Tener en cuenta la accesibilidad del destino

Es muy importante investigar previamente el grado de accesibilidad de los lugares que se van a visitar con el objetivo de que la persona mayor esté lo más cómoda posible. Recomendamos buscar hoteles con ascensores o pocas escaleras, e identificar el grado de accesibilidad de los lugares turísticos que se planean visitar.

También es relevante evaluar los tipos de aeropuerto. Si viaja con adultos mayores es más conveniente evitar las aerolíneas y los aeropuertos pequeños porque su ser querido se vería forzado a usar escaleras para abordar o bajar del avión. Los aeropuertos grandes están mejor equipados para ofrecer ayuda.

viajar

7. Ser realistas con el itinerario

Hay que ser realistas en cuanto a la cantidad de actividades y caminatas que el adulto pueda llegar a hacer.  Recomendamos mantener los planes flexibles para adaptarse a cómo se sienten cada día. 

Publicidad

Si su ser querido tiene movilidad limitada, asegúrese de que el viaje se adapte a sus necesidades especiales. Además de la movilidad y la accesibilidad, asegúrese de tener en cuenta sus niveles de resistencia y energía. 

Los viajes y la emoción pueden desgastar a todos después de un tiempo, así que deje suficiente tiempo para descansar entre actividades y no haga el viaje demasiado largo en general. Además, por ejemplo, no es necesario que estén todos juntos las 24 horas del día. Cada uno puede organizar algunas actividades por su cuenta. 

8. Elegir actividades recreativas adecuadas 

Los adultos mayores tienen la posibilidad de participar en actividades recreativas pero no todas son adecuadas para ellos. Por esta razón, se debe intentar buscar actividades como caminatas, aeróbicos pasivos, paseos en bote, piscinas con antideslizantes.

Las actividades que hay que tratar de evitar son: ríos con piedras, mareas peligrosas, caminata por montaña, cabalgata, paseos en cuadriciclo, actividades de deportes extremos.

9. Incluir períodos de descanso

Es bueno planificar los itinerarios para que incluyan suficiente tiempo de descanso entre actividades y no excedan las reservas de energía. Las siestas, las paradas frecuentes para ir al baño, los descansos periódicos y un ritmo acorde con la capacidad de los viajeros mayores harán el viaje agradable para todos.

Viajar con adultos mayores a geriatricos

10. Alimentación

Las personas mayores tienden a seguir una dieta equilibrada basada en una serie de hábitos a los que su estómago ya está acostumbrado. Viajar, sin embargo, supone conocer una nueva gastronomía. Platos más complejos que los acostumbrados. Nuevos alimentos, cocinas exóticas. Es bueno explorar este aspecto de la cultura pero con moderación. Ya que si se da un cambio radical en la dieta, existe el riesgo de sentirse mal.

11. Cuidado de la piel

Por la fragilidad de su piel, el adulto mayor debe aplicarse constantemente bloqueador solar superior a factor 50 en las zonas expuestas al sol.

Lo ideal es la utilización de lentes de sol y un sombrero que cubra adecuadamente el cuero cabelludo y mayor parte de la cara. A su vez para mantener la piel y el cuerpo fresco e hidratado se recomienda llevar cremas o lociones humectantes para la piel y cremas para después de la exposición del sol.

12. Estiramientos

Los adultos mayores deben hacer estiramientos antes y después del viaje. Estimular la circulación flexionando las extremidades, cambiar de postura y caminar siempre que se pueda (lo ideal es cada dos horas). Con el fin de reactivar la circulación y evitar posibles contracturas musculares.

13. Aprovechar los beneficios y para personas mayores

En los aeropuertos, museos o incluso en algunas atracciones existen sillas de ruedas disponibles para las personas con poca movilidad. Asimismo, existen rutas o atajos para evitar que se cansen. Esto es muy útil, les hará la vida más fácil y les permitirá conocer más lugares sin fatiga.

14. Estar atentos con los descuentos para adultos mayores

La mayoría de las galerías, museos y atracciones ofrecen descuentos para personas mayores.

15. Consejos para los medios de transporte

Si viaja en auto o colectivo, es recomendable realizar paradas frecuentes y considerar llevar:

  • Orinales portátiles
  • Vendas para las piernas
  • Barras de mano para el auto

Algunos viajan con orinales portátiles para esos tramos largos de la ruta, y si su ser querido sufre de artritis o calambres en las piernas, es posible que desee considerar las vendas para las piernas. También existen barras de mano para el automóvil para facilitar la entrada y salida del automóvil.

Las personas mayores necesitan estirarse con frecuencia y el descanso es bueno para todos. Antes de su viaje, haga un mapa de los puntos de interés donde pueda hacer paradas regulares. Asegúrese de que los dispositivos de asistencia como bastones y andadores sean de fácil acceso, junto con los medicamentos necesarios.

Existen accesorios de auto como este suplemento que ayuda para facilitar la entrada y salida de un veiculo.

Tenga en cuenta que para las personas mayores con movilidad limitada, su ser querido puede tardar más en abordar el avión, así que consulte con su aerolínea sobre sus políticas de embarque para personas con discapacidades. 

  • Aproveche la asistencia ofrecida en el aeropuerto; una silla de ruedas puede ayudar a aliviar la fatiga y hacer que la experiencia del aeropuerto sea menos estresante. 
  • Asegúrese de reservar los servicios especiales necesarios al reservar su vuelo, ya que de lo contrario podrían no estar disponibles.
  • Cuando viaje en avión, considere pasar también por seguridad. Llevar ropa cómoda y minimizar el equipaje de mano, y llevar zapatos muy fáciles de poner y quitar. Asegúrese de informar al oficial de seguridad si se sometió a una cirugía que requirió la colocación de dispositivos metálicos en la cadera, etc., mientras sus personas mayores pasan por los escáneres.

También es una buena idea al reservar su vuelo considerar no solo el costo, sino también el mejor viaje en términos de vuelos directos para minimizar los cambios de avión. También para los seres queridos mayores, seleccionar una hora de salida a media mañana o temprano en la tarde puede garantizar la mejor resistencia durante el viaje.

16. Consejos para viajar con personas que padecen Alzheimer u otro tipo de demencia

Si su ser querido tiene la enfermedad de Alzheimer u otra forma de demencia, es posible que deba considerar algunas precauciones y preparaciones adicionales.

Saber qué esperar a lo largo del día es fundamental para las personas con demencia: reduce el estrés, la ansiedad y el miedo, pero a menudo les resulta difícil recordar nuevos planes. 

Trate de mantener la hora de las comidas, la hora de acostarse y los horarios de los medicamentos lo más cerca posible de la rutina del hogar. 

Para minimizar el estrés de estar en un nuevo entorno, lleve consigo objetos familiares y partes de su rutina para crear una sensación de hogar, como una manta o una almohada.

Dígale a su ser querido adonde va, que hará antes y durante cada actividad. Sin embargo, trate de no exagerar con la información. Las instrucciones complicadas u otros detalles pueden contribuir a la confusión y la agitación de las personas que viven con demencia.

Cuando planifique actividades, evite los lugares muy ruidosos y aquellos con mucha gente si a su ser querido no le va bien con el ruido / las multitudes o está demasiado cansado.

Sea muy sensible a las señales de advertencia de ansiedad y agitación. El aumento de la confusión y la irritabilidad son indicaciones de que necesita encontrar un lugar tranquilo cerca.

El síndrome de Sundowner puede aumentar el miedo y la agitación justo antes de que se ponga el sol, así que trate de no quedarse al aire libre por las noches cuando el sol comienza a ponerse. Regrese a la habitación del hotel antes de que oscurezca, cierre las cortinas y encienda todas las luces para minimizar las sombras y disminuir el cambio de día a noche.

Aparte de todo lo anterior, solo tómate el tiempo para crear recuerdos con tus seres queridos mayores. Nunca se sabe cuándo viajar fuera de casa puede convertirse en algo que ya no podrán hacer, así que disfrute de la experiencia mientras todos puedan.

Viajar y explorar juntos un nuevo destino puede suponer mucho trabajo para el cuidador, pero brindará infinitas oportunidades para ver el mundo desde una perspectiva diferente.

Tal vez no podrás recorrer a toda velocidad o acaparar grandes distancias en poco tiempo, pero no importa, si necesitan descansar háganlo y disfruten el viaje con calma, lo importante es conocer y divertirse lo más posible.

En conclusión, viajar con adultos mayores es posible si uno es empático y razonable en cuanto a los destinos y actividades y no descuida lo básico de sus rutinas.  

Artículos que pueden interesarle:

Contenido

Recursos para el Cuidador Familiar

Desde siempre compartiendo información para cuidar mejor

Recursos

¿Cómo ser mas optimistas en el 2022?

El optimismo al igual que el pesimismo es una conducta aprendida, por lo que se pueden llevar a cabo acciones y estrategias a fin de desarrollar un pensamiento más positivo frente a las situaciones adversas.

La actitud positiva es el factor protector de la salud física y mental, que mejora nuestra calidad de vida y la de las personas a nuestro alrededor.

Saber más »

más recursos

artículos y herramientas para cuidar mejor

Comuníquese con nosotros

En qué área le podemos ayudar?

Publicidad

Residencias Geriátricas destacadas del mes

Recursos

¿Cómo ser mas optimistas en el 2022?

El optimismo al igual que el pesimismo es una conducta aprendida, por lo que se pueden llevar a cabo acciones y estrategias a fin de desarrollar un pensamiento más positivo frente a las situaciones adversas.

La actitud positiva es el factor protector de la salud física y mental, que mejora nuestra calidad de vida y la de las personas a nuestro alrededor.

Saber más »

Recursos para el Cuidador Familiar

Desde siempre compartiendo información para cuidar mejor

más recursos

para cuidar mejor

Publicidad
Anterior
Siguiente
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email