banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Alzheimer
 






   
Ensayan 32 tratamientos para dar batalla al mal de Alzheimer
 
       
imprimir
imprimir
     
   

Salud: una patología descubierta hace 100 años


Ensayan 32 tratamientos para dar batalla al mal de Alzheimer


Es una enfermedad aún sin cura. Y se anticipa que aumentará a medida que la población envejezca. Buscan atacar sus causas y preservar la calidad de vida. En la Argentina hay unos 400 mil afectados.

Valeria Román
vroman@clarin.com

Hace cien años se identificó la enfermedad que puede empezar con olvidos persistentes del nombre de un nieto o de dónde se dejó el auto y que, tras un deterioro progresivo de las neuronas, puede desencadenar una demencia. Aún no existe una cura, pero ya están en ensayo 32 tratamientos para atacar con todo las causas de la enfermedad de Alzheimer y preservar todavía más la calidad de vida de los pacientes.

La carrera por conseguir mejores tratamientos se realiza desde la investigación básica (que descubre los detalles del misterioso mal) y desde la investigación clínica, que prueba los fármacos del futuro. El apuro se debe a que el mundo desarrollado está preocupado por las consecuencias del "Baby Boomer", como se llama a la generación que nació después de la Segunda Guerra Mundial que gozará de vivir más años que sus progenitores. Así, habrá más gente con chances de sufrir Alzheimer y crecerán los costos para los sistemas de salud.

Según informó a Clarín, Lennart Mucke, director del Instituto Gladstone de Enfermedad Neurológica de la Universidad de California, en San Francisco, hoy se gastan mil millones de dólares por año para tratar a los 4,5 millones de pacientes con Alzheimer que hay en los Estados Unidos. Se predijo que para el año 2050 la cantidad de enfermos podría triplicarse. En la Argentina, se estima que hay 400.00 personas viviendo con Alzheimer.

Los pacientes se tratan hoy con medicamentos (como los inhibi dores de la colinestarasa y la memantina) con los que se intenta conservar la función de la memoria o controlar síntomas. "También se trabaja con estimulación cognitiva para que el paciente pueda organizar su vida cotidiana y con el apoyo psicológico para los familiares", dijo Ricardo Allegri, investigador del Conicet.

En los laboratorios científicos, ahora se apunta a entender las causas y a ver los efectos de los 32 productos que están probándose. "Si bien hace 100 años que la enfermedad se descubrió, recién ahora se empieza a entenderla —señaló Eduardo Castaño, jefe del laboratorio de Amiloides y Neurodegeneración del Instituto Leloir—. La hipótesis que más prevalece es que ciertas proteínas amiloides se van acumulando en placas en regiones del cerebro que están relacionadas con la memoria y el aprendizaje". El cerebro no podría remover niveles altos de placas y así falla.

"Ahora, sabemos que no habría una causa de la enfermedad sino varias que interactúan. Por lo cual es probable que necesitemos intervenir en varios procesos para tratarlo con terapias múltiples", agregó la argentina Verónica Galván, del Instituto Buck, de EE.UU., quien consiguió que, con manipulaciones genéticas, ciertos ratones sufran Alzheimer, pero no sus síntomas.

En el mundo se llevan a cabo ensayos con 32 productos, según el Foro de Investigación del Alzheimer. Algunos podrían ser útiles para frenar la producción de las placas de amiloides (uno de los ensayos está en la última fase) o para removerlas (con una vacuna terapéutica o con anticuerpos monoclonales). Y también se estudia si los antioxidantes, como la vitamina E y el Gingko Biloba, los estrógenos y un antagonista de receptores celulares podrían proteger a las neuronas para mantenerse fuertes.

Claro que ningún fármaco será efectivo si los familiares no acompañan. "Una familia que sabe contener hace que la buena calidad de vida del paciente se extienda", dijo Fernando Taragano, psiquiatra e investigador del Instituto Universitario del CEMIC.

"A través de una comunicación sincera con los médicos, la familia tiene que aprender sobre la enfermedad y sus síntomas y aceptar que los pacientes no se mantienen inquietos o con olvidos a propósito. Tienen que anticiparse a cómo cambiará la vida cotidiana con el deterioro del paciente. Así los mismos familiares bajan las chances de sufrir depresiones e infartos".
El caso de Augusta D.


El médico alemán Alois Alzheimer fue el primero en describir este mal en 1906. Fue luego de analizar el caso de la paciente Augusta D, que sufría de delirio, pérdida de memoria, alucinaciones y desorientación.
Números
Eliana Galarza
egalarza@clarin.com


"El Alzheimer es más costoso que el cáncer y los males cardiovasculares juntos" reveló el Instituto Karolinska, de Suecia, hace dos años. Se refería a los 160 mil millones de dólares anuales que se gastan en los sistemas de salud de todo el mundo para controlarlo. A medida que la gente viva más años y haya más ancianos, también esa cifra crecerá. Gobiernos y laboratorios lo saben. El "gasto" es tan grande y las ganancias en fármacos tan tentadoras que, por eso, prefieren ocuparse de él más que de otros males. Los números mandan.

   
Autor: Valeria Román
>>ir al Link
   



Untitled Document

geriatrico
geriatrico
 
geriatrico
 
 
 
geriatrico
 
 
 
 

 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal