banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Menopausia
 






   
La menopausia aumenta el riesgo de depresión
 
       
imprimir
imprimir
     
   

La menopausia aumenta el riesgo de depresión

Expertos proponen cómo prevenirla



Nuevos estudios científicos confirman que el vaivén hormonal que caracteriza a la menopausia es un importante desestabilizador del estado anímico. Tanto que, durante esa instancia, el riesgo de depresión aumenta 2,5 veces, según reveló una investigación del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Psiquiatría de la Universidad de Pensylvania, Estados Unidos, que evalúo durante ocho años a 231 mujeres sin antecedentes de depresión.

Según el estudio, cuyos resultados fueron publicados en la revista Archives of General Psychiatry , quienes tienen antecedentes de síndrome premenstrual están expuestas a un riesgo aún mayor.

Pero la pregunta que subyace en esta asociación entre menopausia y depresión es en qué medida los síntomas emocionales responden estrictamente al cuadro orgánico.

La doctora Ruth Weinberg, médica ginecóloga del Hospital Eva Perón, coincide con lo observado por el estudio norteamericano y opina que las formas que adquiere el cuadro depresivo entre sus pacientes -falta de energía e inestabilidad emocional, junto con las famosas tuforadas de calor, insomnio, distensión abdominal, dolores osteoarticulares y aumento de peso, que no deja de ser un motivo para deprimirse- tienen una base orgánica; es decir, responden al cuadro hormonal, que compromete también al sistema nervioso.

"Dado que las manifestaciones perimenopáusicas aparecen en la etapa de la vida que coincide con otras pérdidas, como la pérdida laboral por jubilación propia o de la pareja, la partida de los hijos del hogar, se puede fácilmente confundir con una depresión de causa psicológica. Sin embargo, en las pacientes con menopausia precoz, con hijos en el hogar y actividad laboral plena, los síntomas también aparecen."

La doctora Elena Levin, médica psiquiatra y directora del curso de ginecopsiquiatría de la Universidad Favaloro, sostiene que los factores biológicos se entrelazan con los psicológicos hasta tal punto que los desencadenantes de una menopausia precoz pueden ser rastreados en las oscuridades del psiquismo.

"Existe un componente biológico universalmente válido, pero la forma de vivirlo es particular de cada persona y cada cultura", afirma. Así, "la depresión perimenopáusica que se presenta con tristeza y desesperanza emerge junto con las llamaradas de calor, los trastornos del sueño, la falta de energía y los síntomas que suelen aparecer especialmente en la premenopausia: irritabilidad, dificultad para concentrarse en las tareas habituales, labilidad emocional, llanto fácil y alteraciones del sueño".

Un cuadro complejo, atravesado por una idealización del cuerpo joven que dificulta aún más el proceso, dice Levin. Y aunque admite que la medicina ofrece opciones útiles (terapia de reemplazo hormonal y antidepresivos), propone, paralelamente, salir del modelo social que exige mantener el ideal del cuerpo eternamente adolescente, y aprender a aceptar el envejecimiento, disfrutando de la sabiduría que dan los años.

"Si tomáramos la menopausia como una etapa de logros, madurez y emociones nuevas, obtendríamos un pasaje hacia la sabiduría con menos depresión."

Por su parte, Weinberg propone partir de una premisa tranquilizadora: el ingreso en la menopausia es transitorio. Cuando se supera esta transición que dura a veces varios años y las hormonas se estabilizan, los síntomas desaparecen.

Aunque esto llevaría indefectiblemente a la terapia hormonal de reemplazo, Weinberg prefiere reservarla para casos estrictamente necesarios: hay muchas formas de trabajar la transición sin necesidad de recurrir a los fármacos.

Las estrategias terapéuticas que propone incluyen ejercicio físico que libera endorfinas, mejorando el humor y ayudando a prevenir el aumento de peso; la dieta hipocalórica que incluya fitoestrógenos que reducen la sintomatología menopáusica y medicación no hormonal que puede combinarse con un sedante suave para evitar el insomnio.

"Incorporar un estilo de vida sana, con alimentos adecuados, ejercicio físico de rutina y proyectos nuevos es la forma más inteligente de transitar este período, que no es un pasaporte a la vejez, sino la oportunidad de construir una nueva forma de madurez."

Por Tesy De Biase

   
Autor: Tesy De Biase Fuente:La Nación
>>ir al Link
   



Untitled Document

geriatrico
geriatrico
 
geriatrico
 
 
 
geriatrico
 
 
 
 

 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal