banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
ACV
 






   
Lanzan otra guía de prevención de ataques cerebrovasculares
 
       
imprimir
imprimir
     
   

Lanzan otra guía de prevención de ataques cerebrovasculares


La elaboró la Asociación Americana del Corazón. Entre otros factores de riesgo, advierten sobre la apnea del sueño. En Argentina, se estima que cada año hay unos 100 mil ataques, que causan 30 mil muertes.

Sibila Camps
scamps@clarin.com

La Asociación Americana del Corazón dio a conocer nuevas pautas para la prevención de ataques cerebrovasculares, que incluyen como factores de riesgo la apnea del sueño y el bajo peso al nacer. En la Argentina se estima que cada año ocurren unos 100.000 ataques, y que son la causa de unas 30.000 muertes. Además, la discapacidad que provocan tiene efectos devastadores tanto en el paciente como en su familia.

En los Estados Unidos, los ataques cerebrales (unos 700.000 por año) son la tercera causa de muerte (158.000 por año). Se calcula que en 2006, su costo directo e indirecto será de 57.900 millones de dólares. Por ser uno de los mayores problemas de salud pública, el doctor Larry Goldstein elaboró estas recomendaciones.

Algunos factores de riesgo no son modificables, como la edad, el sexo, los antecedentes familiares y la raza. Esto último es atendible en los Estados Unidos, donde la hipertensión arterial —uno de los principales factores de riesgo— afecta al 71% de la población negra mayor de 60 años, mientras que la incidencia en los blancos es del 60%, y en los hispanos del 61%.

El presidente de la Asociación Cerebrovascular Argentina, el neurólogo vascular Conrado Estol, destaca que en el mundo, "los sistemas de salud no detectan correctamente la hipertensión. Aunque no da síntomas, es el factor de riesgo más fácilmente identificable y mejor tratable" (ver Controlar más...).

Otro riesgo potencialmente no modificable sería el bajo peso al nacer. Algunos estudios indican que las personas adultas que nacieron con 2,500 kilos o menos, tienen el doble de probabilidades de sufrir un ataque cerebral que las que pesaron más de 4 kilos. Estol completa la lista: "El mayor factor de riesgo es haber ya sufrido un infarto cerebral. Hay quienes creen que como no tienen secuelas, no fue grave".

Los factores corregibles son catalogados como "bien documentados" y "menos documentados o potencialmente modificables". Entre los primeros se reiteran conocidas medidas de prevención, como controlar la hipertensión (ver Hipertensión...); no fumar ni exponerse al humo de otros fumadores; hacer actividad física de moderada intensidad al menos media hora diaria; y tratar las enfermedades cardíacas, que aumentan el riesgo de un ataque.

Otras recomendaciones referidas a factores bien documentados consisten en suministrar estatinas a los pacientes diabéticos, pues suelen tener mayor incidencia de arterioesclerosis; reducir la ingesta de sal en las personas hipertensas (no más de 2,3 gramos diarios), e incrementarles la de potasio (al menos 4,7 gramos por día). "El potasio bajo se asocia con una tendencia a producir arritmias, las que pueden causar muerte súbita", explica el cardiólogo Branco Mautner, decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Favaloro.

Otras medidas que probablemente disminuyan el riesgo de un ataque apuntan a limitar el alcohol (dos copas diarias los hombres, una las mujeres), y no consumir drogas ilícitas.

Por primera vez la Asociación Americana del Corazón alerta acerca de la apnea, un trastorno del sueño que detiene la respiración varias veces durante la noche. Goldstein señala que si bien no existen evidencias directas, se sabe que el tratamiento de la apnea está asociado con una reducción de la presión sanguínea. Por eso sugiere a los médicos que interroguen acerca de síntomas de trastornos del sueño a sus pacientes —en especial a los hipertensos y con obesidad abdominal—, y también a sus parejas.

Si bien el uso prolongado de aspirina está vinculado con riesgos, se aconseja administrarla en dosis baja —-"100 miligramos, una aspirineta para chicos", traduce Mautner— a las mujeres con elevado riesgo cardiovascular.

Para los profesionales hay otras indicaciones más específicas, como tratar las enfermedades cardiovasculares que aumentan los riesgos de un ataque; y recetar anticoagulantes o antitrombóticos a los pacientes de alto riesgo con fibrilación auricular.

Todas estas pautas, evalúa el doctor Estol, "son las cosas que ya sabemos hacer; lo preocupante es que se repiten de diversas formas en distintas publicaciones y no se implementan en el mundo. La Organización Mundial de la Salud, en un informe de la doctora Ruth Bonita, ya probó que si se controlaran los factores de riesgo vascular, la incidencia mundial de la trombosis cerebral —que afecta a 15 millones de personas por año— probablemente disminuiría cerca del 70%. Pero la mayor parte de los médicos asistenciales no controla estrictamente estos factores de riesgo. Y la presión arterial es el ejemplo paradigmático".

   
Autor: Sibila Camps Fuente:Clarín
>>ir al Link
   



Untitled Document

geriatrico
geriatrico
 
geriatrico
 
 
 
geriatrico
 
 
 
 

 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal