banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Generales
 






   
¿Qué habrá de nuevo, viejos? Gadgets para los abuelos del futuro
 
       
imprimir
imprimir
     
   

¿Qué habrá de nuevo, viejos? Gadgets para los abuelos del futuro


¿Qué tendrá en su casa un gammer dentro de 50 años?. Escaners, laptops, ventanas virtuales y sistemas de monitoreo se perfilan como accesorios hogareños para las futuras generaciones de jubilados.

Por María Farber. Especial para Clarin.com
conexiones@claringlobal.com.ar

Al ritmo que mejoran las expectativas de vida, se estima que para 2050 el número de personas mayores de 80 se habrá duplicado. Por eso, la industria ya está pensando en los viejitos del futuro que serán, valga la aclaración, los que hoy en día andan por los treinta. Se trata de la generación que creció con los pocketers, se hizo adicta al celular y aprendió a manipular maquinitas cada vez más pequeñas. Parece razonable entonces que se empiecen a diseñar gadgets al servicio de la tercera edad futura. Ya hay algunas propuestas: un programa de acompañante capaz de avisar qué pastilla hay que tomar o de hacer las compras, consultas al médico a través de sistemas de video o una ventana virtual que permite detectar los movimientos en una casa y juegos para mantener ágil la mente de gammers retirados.

En la Universidad de Brunel se desarrolla el programa piloto británico Companion (compañero). Concretamente se trata de un escáner manual conectado a una laptop. Con esta práctica herramienta se pueden hacer las compras del supermercado sin salir de casa: el escáner lee los códigos de barra de una lista de productos y basta seleccionarlos. Incluso se pueden hacer consultas al médico a través de un sistema de video instalado en el escáner. También avisa en modalidad de audio y texto cuando es necesario reponer medicamentos. Para el profesor Heinz Wolff, que diseñó el sistema, se trata de una herramienta que permite mayor independencia y autosuficiencia para los mayores.

En La Universidad de York desarrollan una ventana esmerilada virtual. A través de ella una persona puede ver los movimientos de sus familiares en otra casa y del mismo modo, sus familiares pueden saber que los abuelos se levantaron y están moviéndose saludablemente. La ventana no permite ver detalles, pero sí figuras y desplazamientos. Lo que permite mayor sensación de compañía y contacto entre los miembros de la familia.

Sistemas de telemedicina, como American Telecare, permiten, a través de monitores, un contacto permanente entre pacientes en sus casas y médicos en los hospitales, lo que evita internaciones innecesarias y para quienes padecen enfermedades crónicas puede significar la posibilidad de vivir en casa y no en una clínica. El monitor está conectado a periféricos, como por ejemplo, un equipo que chequea la presión, el oxígeno en sangre y un estetoscopio, por lo que es posible un monitoreo remoto y continuo.

La seguridad es una de las grandes preocupaciones a la hora de acondicionar la casa de una persona mayor. "El objetivo es que puedan mantener su autonomía, que estén seguras y en un ambiente confortable", explica Any Rubinat, arquitecta especialista en el acondicionamiento de espacios para adultos mayores y discapacitados. Hoy por hoy la automatización puede resultar un gran aliado para personas mayores "Subir una cortina de enrollar puede resultar muy pesado y se soluciona con un mecanismo automático y un control remoto. También hay sistemas encendido y apagado de luces con censores de presencia, que no sólo aumentan la seguridad, también permiten un ahorro de energía. Lo mismo se aplica a grifos con censores, reguladores automáticos de temperatura..."

Los primeros acercamientos entre tecnología y tercera edad ya están sucediendo. Según la Entertainment Software Association, los gammers mayores de '50 van en aumento: en el '99 representaban el 9 por ciento y ahora alcanzan un honorable 19 por ciento. Nintendo les echó el ojo y lanzó un juego para entrenar el cerebro y retrasar lo más posible los efectos de la senilidad. Brain Age vendió más de 3 millones de copias desde su lanzamiento a mediados de 2005. Cabe esperar que las futuras generaciones abracen las alternativas tecnológicas con más naturalidad. "A la gente grande hoy le cuesta mucho incorporar tecnología, por eso generalmente son los hijos de 40 o 50 años los que se dan cuenta de lo útiles que pueden ser los aportes de la tecnología", explica Rubinat. "Pero creemos que las próximas generaciones ya estarán más dispuestas y preparadas".

   
Autor: María Farber Fuente:Clarín
>>ir al Link
   



Untitled Document

 
geriatrico
geriatrico
 
 
 

 

 
geriatrico
 
 
geriatrico
 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal