banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Generales
 






   
Los riesgos quirúrgicos en un adulto mayor no están determinados por los años
 
       
imprimir
imprimir
     
   

Los riesgos quirúrgicos en un adulto mayor no están determinados por los años

Lo que prima es el ánimo y el estado de los órganos vitales.

Hablar de operación inquieta a cualquiera. El miedo al dolor, a las posibles secuelas o incluso a la muerte aumenta la ansiedad y el recelo hacia los procedimientos quirúrgicos. Un temor que a medida que se acumulan las décadas en el cuerpo alcanza, según especialistas, una fuerza injustificada en el adulto mayor y en sus familiares.
Sin embargo, el mayor riesgo quirúrgico en la tercera edad no está dado por los años, sino por razones que tampoco son una contraindicación absoluta: “El grado de envejecimiento, la condición general de sus órganos, la cantidad de patologías asociadas y cuán controladas están”, son algunas de ellas, explica Eric Blake, de la Unidad de Geriatría de la Clínica Alemana (Chile).
En general, “ellos llegan angustiados. Es importante explicarles
que la cirugía en su caso es importante y que los riesgos se pueden controlar”, dice Marcela Carrasco, médica internista.
Si bien decidir cuándo operar no es una tarea sencilla, es una situación a la que alrededor del 50 por ciento de la población mayor de 65 años se verá expuesta en algún momento de su vida, dice Blake.
“Hay cirugías que son propias de la edad –cataratas, fractura de cadera, próstata, cáncer de colon–, o que se deben a males comunes que se presentaron tardíamente, como cálculos”. Si es de urgencia, el riesgo es mayor; pero muchas de estas operaciones se pueden programar y, así, controlar que el paciente llegue en las mejores condiciones.
“Lo importante es evaluar su estado general y ver si la cirugía se justifica, ya que los beneficios que se pueden obtener son menores que los costos que puede significar la operación”, precisa el médico.
En ese sentido, “si es un problema que se puede corregir con
cirugía, y esta va a mejorar la calidad de vida de la persona, es ideal –dice el doctor Miguel Cornejo, del Instituto Geriátrico Chileno–. Pero si tiene limitaciones o patologías, conviene evaluarlo, ya que puede implicar días de UCI, ventilación mecánica, etc.”.

Evaluación general

Los especialistas precisan que los aspectos que deben evaluarse son:
• Estado cardiovascular. El objetivo es prevenir trombosis o arritmias durante la cirugía. Además, hay que controlar su hipertensión, colesterol, diabetes y obesidad para prevenir un infarto.
• La función respiratoria, ya que las más importantes complicaciones posoperatorias se producen en este aspecto.
• El estado nutricional. Si tiene sobrepeso debe bajar unos kilos o normalizar sus parámetros nutritivos si está desnutrido.
• Antecedentes de cirugías previas. Esto ayuda a saber cómo fue su respuesta a un procedimiento quirúrgico. En la medida de lo posible, se trata de hacer cirugías más cortas y menos invasivas.
• Patologías crónicas existentes. Estas deben estar bajo control. Identificar qué fármacos está tomando y cuáles hay que suspender y por cuánto tiempo antes de la cirugía. Por ejemplo, no se debe
consumir aspirina al menos una semana antes.
• El paciente debe estar bien hidratado –de lo contrario, se daña el riñón– y si es fumador, dejar el cigarrillo ocho semanas previas a la operación.
• Son determinantes el consentimiento y la voluntad del paciente, así como el estado de ánimo con que llega a la cirugía. “Debe estar relajado y sin temores. Si llega con una carga de estrés mayor no es bueno, porque sube la presión y dificulta las cosas”, advierte Blake.

   
>>ir al Link
   



Untitled Document

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
geriatrico
 
 
geriatrico
 

 

 
 
 
 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal