banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Actividad Física
 






   
La actividad física en el Adulto Mayor
 
       
imprimir
imprimir
     
   

La actividad física en el Adulto Mayor

La práctica físico educativa del Adulto Mayor, no termina en la
actividad misma, sino que trasciende en función de la salud, entendida esta última como "el conjunto de condiciones de vida que permite a la persona desarrollar y ejercer todas sus facultades en armonía y relación con su propio entorno", de modo que es la totalidad del ser quien participa, se recrea y nutre por medio del movimiento, tras la búsqueda siempre inacabada de su perfección y del mayor acercamiento posible a la felicidad en la existencia cotidiana de su vida.
La actividad física del Adulto Mayor, debe realizarse dentro del clima de mayor respeto espiritual, físico y ambiental posible, a objeto que las personas involucradas se sientan partícipes de un evento que las proyecta como miembros de una sociedad que está consciente que los roles, funciones y tareas que le asigna son de alta importancia, de manera tal que nuestros abuelos, nuestros padres y nosotros mismos, en un mañana no muy lejana, sean y seamos tratados bajo un patrón valorativo del más alto respeto y con la dignidad que le corresponde a la naturaleza humana y, muy especialmente, a esta etapa de la vida que en el mundo moderno la gran mayoría de las personas alcanza a experimentar.

A este importante segmento de la población, al igual que al resto de las poblaciones especiales, deberá dedicársele un tiempo importante en la formulación de los currículos de formación y en los programas, proyectos y actividades especiales de capacitación, perfeccionamiento y especialización de los recursos humanos. Sólo a manera de ejemplo, se puede señalar que en Chile, actualmente, se preparan centenares de estudiantes universitarios (egresan 600 profesores de educación física cada año), para atender al millón y medio de estudiantes de enseñanza media, que tienen aproximadamente 3 hrs. de educación física semanales como promedio; y en ninguno de los 14 centros de formación, existe un programa de capacitación (diplomado, especialización, licenciatura, maestría) dirigido al segmento adulto mayor, que en el país alcanza también al millón y medio de personas y que tiene en casi todos los centros que lo atienden, programas de 2 a 3 horas semanales, siendo éstas servidas por monitores o profesores no especialistas, que llegan a experimentar trabajos con los "abuelitos"
Los trabajos que hemos realizado e investigado a nivel de pregrado, licenciatura y post-grado, se refieren a técnicas, metodologías, sugerencias de programas y de currículos de capacitación y formación, y serán comentados en la presente conferencia.

Lo anteriormente expresado, tiene relación, con la capacitación, perfeccionamiento, formación y especialización de los recursos humanos necesarios, para atender a este importante segmento de la población, que en términos generales alcanzó en Chile, durante este año a más de un millón seiscientas mil personas, y que se proyecta para el 2020 con más de tres millones de adultos mayores. Si pensamos en América Latina, ésta llegó ya este año a cuatrocientos cincuenta millones de habitantes con un total de 45-50 millones de senescentes, y se proyecta para el quinquenio 2.020-2.025 con un total de 60 a 70 millones de adultos mayores.
La actividad física en el Adulto Mayor

La práctica físico educativa del Adulto Mayor, no termina en la
actividad misma, sino que trasciende en función de la salud, entendida esta última como "el conjunto de condiciones de vida que permite a la persona desarrollar y ejercer todas sus facultades en armonía y relación con su propio entorno", de modo que es la totalidad del ser quien participa, se recrea y nutre por medio del movimiento, tras la búsqueda siempre inacabada de su perfección y del mayor acercamiento posible a la felicidad en la existencia cotidiana de su vida.
La actividad física del Adulto Mayor, debe realizarse dentro del clima de mayor respeto espiritual, físico y ambiental posible, a objeto que las personas involucradas se sientan partícipes de un evento que las proyecta como miembros de una sociedad que está consciente que los roles, funciones y tareas que le asigna son de alta importancia, de manera tal que nuestros abuelos, nuestros padres y nosotros mismos, en un mañana no muy lejana, sean y seamos tratados bajo un patrón valorativo del más alto respeto y con la dignidad que le corresponde a la naturaleza humana y, muy especialmente, a esta etapa de la vida que en el mundo moderno la gran mayoría de las personas alcanza a experimentar.

A este importante segmento de la población, al igual que al resto de las poblaciones especiales, deberá dedicársele un tiempo importante en la formulación de los currículos de formación y en los programas, proyectos y actividades especiales de capacitación, perfeccionamiento y especialización de los recursos humanos. Sólo a manera de ejemplo, se puede señalar que en Chile, actualmente, se preparan centenares de estudiantes universitarios (egresan 600 profesores de educación física cada año), para atender al millón y medio de estudiantes de enseñanza media, que tienen aproximadamente 3 hrs. de educación física semanales como promedio; y en ninguno de los 14 centros de formación, existe un programa de capacitación (diplomado, especialización, licenciatura, maestría) dirigido al segmento adulto mayor, que en el país alcanza también al millón y medio de personas y que tiene en casi todos los centros que lo atienden, programas de 2 a 3 horas semanales, siendo éstas servidas por monitores o profesores no especialistas, que llegan a experimentar trabajos con los "abuelitos"
Los trabajos que hemos realizado e investigado a nivel de pregrado, licenciatura y post-grado, se refieren a técnicas, metodologías, sugerencias de programas y de currículos de capacitación y formación, y serán comentados en la presente conferencia.

Lo anteriormente expresado, tiene relación, con la capacitación, perfeccionamiento, formación y especialización de los recursos humanos necesarios, para atender a este importante segmento de la población, que en términos generales alcanzó en Chile, durante este año a más de un millón seiscientas mil personas, y que se proyecta para el 2020 con más de tres millones de adultos mayores. Si pensamos en América Latina, ésta llegó ya este año a cuatrocientos cincuenta millones de habitantes con un total de 45-50 millones de senescentes, y se proyecta para el quinquenio 2.020-2.025 con un total de 60 a 70 millones de adultos mayores.
   
>>ir al Link
   



Untitled Document

geriatrico
 
 
 
geriatrico
 
 
geriatrico
 
 
 
 
geriatrico

 

 
 
 
 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal