banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Enfermedades cardiovasculares
 






   
Una reducción de apenas un 15% del colesterol malo baja el riesgo cardíaco
 
       
imprimir
imprimir
     
   

Una reducción de apenas un 15% del colesterol malo baja el riesgo cardíaco


Surge de un estudio realizado durante 15 años a 12 mil personas de entre 45 y 64 años. Vieron que portadores de un gen registran esa baja, como si hubieran estado medicados.

Eliana Galarza
egalarza@clarin.com

Desde que se sabe que el colesterol denominado "malo" es realmente muy malo para la salud, cualquier novedad que se relacione con su control es bienvenida. La más reciente proviene de un estudio realizado durante 15 años sobre 12 mil personas de diferentes etnias y con edades entre 45 y 64 años. Con ellos comprobaron que la reducción de un 15 por ciento de los niveles de colesterol LDL, el malo de la película, reduce el riesgo de aparición de cardiopatía isquémica, es decir, protege de uno de los trastornos que suelen afectar a las arterias. Una dolencia que genera riesgo cardiovascular al obstruir sus paredes y estrechar su luz.


La investigación fue realizada por equipos de la Universidad de Texas (UT), sedes Southwestern y Houston, y la Universidad de Mississippi, e hizo foco en comunidades de Mississippi, Minnesotta, Carolina del Norte y Maryland. El análisis que se hizo para comprobar ese índice fue muy completo, incluso hubo relevamientos genéticos.


Los resultados fueron publicados en The New England Journal of Medicine y ya empezaron a generar comentarios en la comunidad científica mundial. Marcelo Trivi, jefe de Cardiología del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, comentó que este estudio tiene valor por sus resultados pero también por su metodología. "Trató de analizar en forma ingeniosa el efecto puro del colesterol LDL bajo", remarcó.


Como en muchos otros pasajes de la historia de la ciencia, hubo algo de azar. En realidad, los investigadores sólo pretendían examinar el efecto de una reducción específica de los niveles de colesterol LDL en individuos sometidos al mismo estrés ambiental.


Y para hacerlo estudiaron, además, la influencia de tres variantes de un gen llamado PCSK9, asociado con la disminución de colesterol malo. De esas tres formas del gen, las dos primeras son frecuentes en la población negra y están asociadas a la reducción de ese colesterol en un 28 por ciento. La tercera, más frecuente en la población blanca, lo reduce en un 15 por ciento.


Al examinar muestras de sangre de un estudio anterior, que se hizo para identificar si las personas voluntarias era portadoras de esas variantes genéticas, pudieron relacionar esa información con la incidencia de cardiopatía isquémica.


Según los autores, los resultados fueron sorprendentes. Las variantes asociadas a una disminución del colesterol LDL del 28 por ciento se interrelacionaban con una reducción de la incidencia de ese tipo de cardiopatía en un 88 por ciento. De hecho, sólo uno de cada 85 voluntarios negros portadores de la tercera variante del gen desarrolló la enfermedad. En el caso de la tercera variante (la que reduce el colesterol malo en un 15 por ciento), se relacionó con una disminución de la incidencia de la cardiopatía isquémica en un 50 por ciento.


Luego de presentar los resultados de cada relevamiento, sus autores hicieron hincapié en algunas recomendaciones. Y en otra curiosidad: los parámetros registrados en los voluntarios son parecidos a los evaluados en pacientes que reciben dosis bajas de estatinas, esas drogas cuya primera aprobación de venta en los Estados Unidos data de 1987. Alguna vez presentadas como un "milagro" para frenar al fantasma del colesterol malo, las estatinas atravesaron varias etapas. Hoy todavía tienen detractores y fervorosos defensores.


Para quienes participaron en el nuevo estudio, sin embargo, no caben dudas de que sus efectos son benéficos. Remarcaron que tienen utilidad y rescataron lo que consideran el mayor logro de esta nueva investigación. "Se ha demostrado la gran importancia que tienen los altos niveles de colesterol en el riesgo coronario", comentó Scott Grundy, director del Centro humano de nutrición de la UT Southwestern.


Con estos nuevos datos, el colesterol malo está un poco más acorralado. Se sabe dónde está, lo que provoca y, desde hace tiempo, se difunden recomendaciones para controlarlo. La batalla continúa.

http://www.clarin.com/diario/2006/04/12/sociedad/s-03401.htm

   
Autor: Eliana Galarza
>>ir al Link
   



Untitled Document

geriatrico
geriatrico
 
geriatrico
 
 
 
geriatrico
 
 
 
 

 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal