banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Atención Integral de nuestros Adultos Mayores
 






   
PROYECTO CUMELÉN
 
       
imprimir
imprimir
     
   

PROYECTO CUMELÉN

“Por la Atención Integral de nuestros Adultos Mayores"
Para poder brindar atención integral a nuestros mayores y dar oportunidades para una participación plena en la comunidad, deberíamos partir de la premisa que:
"Los Adultos Mayores no quieren separarse de su entorno y merecen respeto consideración y apoyo".

Fortalecimiento vincular y actividades recreativas
Fortalecer las distintas capacidades de las personas que participan. Revalorizar el protagonismo, trabajando para mantener y recrear la autoestima.
Consolidar los grupos para el fortalecimiento de vínculos.
Actividades recreativas, adecuadas a las necesidades sociales, físicas y psicológicas como: musicales, artesanales, cocina, reciclaje, tejido, etc.
Actividades culturales como talleres de reflexión: música, pintura, teatro, coros, etc.
Actividades informativas como charlas, entrevistas, videos, cine, etc..
Actividades físicas priorizando aquellas de movimiento, comunicación y expresión.
Actividades de integración entre los participantes y con otros Cumelén o Centro de Jubilados (fiestas, reuniones, mateadas, juegos, etc).

Participación Institucional
Impulsar acciones de participación social y cultural con otras instituciones o programas, tales como: Ayelén, Plan integral de Educación Física y Deporte, Centro de Jubilados, Mesa de Gestión Local.
Es importante la articulación con otras instituciones locales y especialmente aquellas que tienen directa relación con los Adultos Mayores y concretar actividades compartidas.
Organización de reuniones de trabajo sobre diversos temas (problemas de la comunidad o específicos del Cumelén y colaborar con las necesidades de las familias más vulnerables).

Acompañamiento Domiciliario y Atención de la Salud
Generar acciones de desarrollo de la salud y prevención de la enfermedad coordinando los sectores de la localidad.
Realizar acompañamiento domiciliario a aquellos mayores que no pueden concurrir al Cumelén.
Actividades de prevención y cuidados personales que mejoren el bienestar psicofísico en la alimentación, uso de medicamentos, autocuidados, controles de salud.
Charlas informativas priorizando temas de especial interés de los concurrentes. La atención domiciliaria puede ser ejercida por los mismos Adultos Mayores, organizando una red solidaria de apoyo mutuo para la contención y seguimiento personalizado.
Visitas periódicas a los adultos mayores en sus domicilios o en el lugar donde vivan.
Organizando las actividades o reuniones de trabajo en el domicilio de algún adulto mayor que no puede concurrir a la actividad sistemática del Cumelén.
Actividades físicas priorizando aquellas de movimiento, comunicación, expresión e integración vincular.
Trabajo coordinado con las áreas ocales para garantizar que lleguen los distintos programas existentes a los mayores en situación de vulnerabilidad social (programas alimentarios, vacunación, turnos médicos, etc.).
Los Mayores Adultos, es un tema que debe preocupar a la sociedad debido a que cada vez la esperanza de vida es más alta y el planteamiento de mejorar su calidad de vida. Vivir una vida de forma sana y autónoma, para poder envejecer sanamente, capaces de valerse por si mismos, vivir independientes, llevando una vida activa.
Es necesario que el responsable conozca todos los aspectos que caracterizan a las personas mayores, la forma de incidir en ellos positivamente.

Como así también que busquen actividades gratificantes que ocupen el tiempo libre de que disponen, así lograrían ampliar su círculo de amistades y relaciones; en consecuencia ampliarían los temas de conversación, las cosas en qué pensar; transformándose en personas más tolerantes, abiertas, comprensivas, rompiendo monotonías y ritmos domésticos.
Debemos aprovechar al máximo el tesoro de la sabiduría y experiencia que poseen las personas mayores y que sólo por eso merecen respeto, por lo que deben ser valoradas y no marginadas.
El organismo envejece, se transforma y va perdiendo progresivamente sus facultades. Por lo tanto, debemos tener conocimiento de algunos aspectos físicos, psíquicos y socioculturales que los caracterizan, su relación con la actividad física y la salud y la alimentación para conocerlos mejor e intentar que no pasen, en muchos casos, a sentirse desorientados, inútiles, carentes de perspectivas u objetivos; Cayendo en mundos muy cerrados, rutinarios, particulares, individualizados y, en algunos casos depresivos, encerrándose en sí mismos y dejándose vencer por los problemas y las preocupaciones.
A lo largo de la vida, es decir a medida que envejece, el individuo va sufriendo múltiples pérdidas: a nivel corporal, psicológico, social, las que significan una herida en la imagen de sí mismos ( el modo como un individuo se percibe dentro de un sistema de referencia fijado socialmente) de su amor propio o autoestima; La baja autoimagen habla de la consideración que una persona tiene de sí mismo y también lo que esa persona se imagina que piensan los demás de ella. Cuando la consideración acerca de si es pobre, la persona siente disminuidas sus posibilidades y capacidades ante una actividad o proyecto determinado. Es frecuente que la consecuencia se traduzca en un no sabré si podré o ser capaz de hacer tal o cual cosa, lo que a su vez va en detrimento de su actividad profesional, sexual, social, etc.
Desde lo social la disminución de los ingresos le acarrean al anciano angustia e inseguridad, la vivienda estrecha los ahorros insuficientes, se ven acompañados por un sentimiento de soledad, debilitamiento de las fuerzas físicas cambios irreversibles que concluyen con la muerte.
Durante la crisis de la madures la persona debe elaborar los siguientes duelos:
• Duelo vinculado a los cambios físicos y de energía
• Duelo por el rol de padre
• Duelo por los roles y status perdidos
Duelo por los propios padres y los cambios en su rol de hijos.
¿Cuáles aspectos físicos de envejecimiento deberíamos conocer?
Se manifiestan algunos rasgos como: cabellos blancos, arrugas en las manos y en la cara, flacidez; Los órganos empiezan a dar señales de cansancio o de falta de atención, como por ejemplo: dolores musculares o articulares, problemas respiratorios o bien circulatorios.
Envejecimiento por órganos: piel, esqueleto y músculos, vista, oído, olfato y gusto, aparato circulatorio, corazón, tubo digestivo, hígados y páncreas, riñones y vías urinarias, pulmones, sistema nervioso.
¿Cuáles son las características psíquicas?
Nos referimos a todos aquellos relacionados con el desarrollo de la mente. La mente individual es algo privado y personal, independiente por completo de todas las restantes y por lo tanto, con todas sus características particulares que la identifican con sus vivencias y su propio desarrollo.
Los aspectos que integran estas características, los definimos en términos como: atención, memoria, asociación, sentimientos, emociones, percepción y creatividad y capacidad de adaptación.
Sabemos que cuando mayor sea la calidad de vida del anciano, mejores serán sus hábitos sociales en cuanto a alimentación, higiene y cuidado del cuerpo; cuanto más recursos culturales disponga esta persona, mejor será la capacidad de prevenir posibles alteraciones. No podemos ni debemos establecer una edad como límite en que las capacidades intelectuales comienzan a declinar.
La actividad física actúa positivamente, ya sea como prevención o mantenimiento frente a posibles alteraciones.
Ejemplo:
-Reproducir dos o más posiciones corporales, después de observarlas Visualmente.
-Recordar y reproducir una serie de coordinaciones y movimientos realizados anteriormente por otros compañeros.
-Proponer juegos en los que sea necesario memorizar palabras, objetos o bien situaciones, ya sea en él espacio o en el tiempo y libre realización
Hay que buscar un equilibrio entre estas dos, intentando que las actividades propuestas no se impliquen física sino también intelectualmente.
Trabajando de esta manera, estaremos incidiendo positivamente en todos aquellos aspectos de la vida intelectual y afectiva, como son: la capacidad de adaptación, la seguridad y confianza en uno mismo, la autoestima y la valoración de lo que uno es y puede realizar.
¿Cuándo hacer actividad física?
El cuerpo humano con el paso del tiempo, se va estropeando, cada vez le es más difícil moverse y funciona y termina deteriorándose. Tanto los huesos, tendones y músculos como la mente y los órganos internos deben ser cuidados y atendidos de la mejor manera y no caer en el olvido. Cada una de esas partes necesita movimiento. Si nos limitamos a las actividades diarias como: caminar, sentarse y levantarse, subir y bajar escaleras, jugar con los nietos, etc.; estamos limitando el movimiento cada vez más y así progresivamente, nos iremos atrofiando.
Con una actividad física adecuada, le daremos a nuestras articulaciones la capacidad de movimiento que se merecen, reforzaremos los músculos y ligamentos, aumentará la capacidad de oxigenación de los pulmones, la sangre circulará más fácilmente por el organismo, seremos más resistentes y tardará más tiempo en aparecer la fatiga; además, nos relacionaremos y comunicaremos con un grupo de personas con problemas afines, con temas comunes paro discutir y hablar; nos sentiremos menos solos y más acompañados, practicaremos nuestra capacidad de prestar atención, nuestra memoria, etc. Mediante el movimiento y con la práctica de una actividad física adoptada y continuada, la persona alargará su forma natural de estar en el mundo.
Hay que considerar la importancia del ejercicio físico a una edad en que las facultades tienden o declinar y necesitan del mantenimiento de la función para conservar activos todos los sistemas que rigen el organismo: sistema nervioso, sistema muscular, sistema óseo-articular, etc.
Cuando una persona mayor se apunta a un grupo de actividad para realizar gimnasia, se va dando cuenta de los beneficios que su práctica le aporta; su cuerpo va cambiando, están más ágiles, van descubriendo sensaciones y formas de movimiento totalmente desconocida.
Se sienten a gusto con su cuerpo y lo aceptan tal y como es. También mejoran sus relaciones con el entorno, la actividad físico les ayuda a superar la soledad, las depresiones, etc.
Todos estos aspectos repercuten en su bienestar, y de esa manera, no son tan necesarios los fármacos que debían tomar (por el insomnio, cansancio, depresión, etc.)
Nuestro cuerpo es el instrumento que nos permite desplazarnos, relacionarnos, expresarnos e intervenir en el ambiente que nos rodea. Es necesario, pues, dedicarle un tiempo, cuidarlo siempre.
A cualquier edad hay que realizar actividad física pues es importante cuidar tanto el cuerpo como la mente. Abogamos por una educación permanente, a lo largo de toda la vida y adaptada a coda momento.
¿Para qué hacer actividad física?
La incidencia y las repercusiones que tiene la actividad física en el organismo, tanto a nivel físico como a nivel psíquico, son muchas, y es en este punto en el que vamos a intervenir. Debe intentarse mantener el máximo de tiempo posible la autonomía física y mental, conservar la salud y las condiciones físicos y psíquicos. Para ello, será necesario adquirir unos hábitos de conducta, una forma de vivir que se relacione con la salud; entre estos hábitos están: hábitos alimentarios, tanto en calidad como en cantidad realizar actividades gratificantes paseos, cine etc. hábitos en el dormir. Es más saludable dormir como mínimo ocho horas, que son las necesarias para el descanso del cuerpo, tomar el mínimo de medicación posible, ingerir poca cantidad de bebidas alcohólicas, no llevar una vida estresada, etc.
El ámbito de la actividad físico para los persona mayores se centra en cuatro aportados que definimos en estos términos:
• Prevención.
• Mantenimiento
• Rehabilitación
• Recreación

Prevención:
Este objetivo debería ir ligado siempre a una actividad física permanente, o sea, desde la infancia hasta la senectud. Es necesario realizar actividades adoptadas y que tengan en cuenta los factores de riesgo y los cambios que se producen en el proceso del envejecimiento.

Mantenimiento:
Si una persona mayor realiza actividad física, ya sea para prevenir o bien para mantener la actividad física será lo misma; Mientras unas personas intentarán prevenir posibles malformaciones, otros lo que querrán es mantenerse en las mejores condiciones y conservar su autonomía y su movilidad. Tanto en un caso como en otro, la finalidad es la misma: retardar en lo posible el cambio físico y psíquico que conlleva el envejecimiento.
Rehabilitación:
Un tema cada vez más significativo es el de la actividad físico para las personas mayores con problemas físicos, lesiones o bien procesos degenerativos propios de la edad. El concepto terapéutico, generalmente, va unido a una terapia continua de movimiento dosificado y adaptada adecuadamente en la rehabilitación preventiva y en la pos rehabilitación de enfermedades cardíacas, de circulación, óseo-articulares, etc.
Recreación:
Son todas aquellas actividades que se realizan con el fin de pasarlo bien y divertirse. Su finalidad es simplemente lúdica. Buscándose unos resultados inmediatos y con la intención de ocupar el tiempo libre, sin una técnica muy apurado, sin reglamentaciones y dando la posibilidad de utilizar unos espacios y un material no convencional.
Generalmente este objetivo, este aspecto de la actividad física va unido a un aspecto preventivo y/o de mantenimiento.
Roles Del Personal Del Cumelén
Será tarea del responsable del Cumelén promover acciones tendientes a atender las necesidades y problemas; priorizando la contención y la participación de los adultos mayores a no separarse de su entorno y darle sentido a su existencia; no olvidando jamás que merecen respeto consideración y apoyo.
• Fortalecer las capacidades.
• Integrarlo a la dinámica de la sociedad tratando que sea protagonista y no un mero espectador.
• Revalorizar el protagonismo de los mayores, incrementando su autoestima.
• Articular recursos con otras instituciones locales Pami, Centro de Jubilados, Hogares de Ancianos, Servicios de Salud poder concretar actividades compartidas.
• Acompañamiento domiciliario, contención y seguimiento personalizado, de aquellos mayores que por algún motivo no puedan concurrir a la actividad semanal sistemática. Organizando una red solidaria de apoyo mutuo.
• Promover acciones que apunten a la prevención de enfermedades y cuidados higiénicos- dietéticos que mejoren el bienestar psicofísico.
¿Es importante la alimentación en las personas mayores?
Sí, las personas mayores al igual que todas las demás edades deberían tener una dieta equilibrada para mantenerse en buena salud.
Una dieta equilibrada consiste en comer una amplia variedad de alimentos
Para proporcionar todos los nutrientes necesarios para el cuerpo; no tiene que ser una “dieta especial”.
Debemos tener en cuenta: energía y calorías, proteínas, grasas, hidratos de carbono, taminas, minerales, fibra y agua
Problemas de alimentación:
Puede llegar a ser deficiente por los siguientes motivos:
- Pérdida de dientes o utilización de postizo que puede reducir la capacidad y deseo de masticar ciertos alimentos como la carne y el pescado.
- Una reducción en las secreciones del estómago e intestino hace la digestión difícil y más larga.
Disminuye la sensación de gusto y de sed que puede influir sobre el apetito y la capacidad de darse cuenta de cuándo se necesita beber.
- Tener menos capacidad económica y/o física de poder comprar los alimentos necesarios y poder preparar las comidas como antes.
-Un cambio en la situación de vida, como el quedarse solo, puede desanimar a la persona o comer correctamente y pasa con cualquier cosa.
-Desconocimiento de los alimentos que deben componer una dieta correcta.
Diferentes estudios han demostrado que mucha gente mayor tiende a comer menos carne y pescado, frutas y verduras frescas; prefiriendo más féculas, productos azucarados y alimentos que necesitan poca preparación y conservación como los embutidos.
Por lo tanto, la dieta puede ser deficiente en fibra, vitaminas como D, C, del grupo B como ácido fólico, B1 y B2 y minerales como el hierro y el zinc.
Características generales de la dieta:
Fácil de preparar — Estimulante del apetito. - Variado y bien presentada — De fácil masticación y digestión. - Equilibrada — Comidas menos abundantes y más frecuentes —
Características Socio - afectivas

*La jubilación

*Aislamiento socio-familiar

*El tiempo libre
La jubilación en la Tercera Edad implica disponer de mucho tiempo libre. Cesa la actividad laboral, la persona comienza a experimentar sentimientos de pérdida, a sentirse que ya no forma parte del mercado laboral, se siente un ser inútil, se angustia, se siente solo.
Es importante en esta etapa convertir este tiempo en espacio útil, promocionando en los abuelos/as actividades creativas, formativas que los gratifiquen física y psicológicamente, que puedan relacionarlos e integrarlos con los demás y con el mundo exterior.
De esta manera el tiempo que ellos destinaban al trabajo, puede ser sustituido por diversas actividades que le ocupen parten del día y a la vez poder sentirse útiles y activos.
El retiro del ámbito laboral les trae aparejado la pérdida de su núcleo social de trabajo, algunos abuelos llegan a esta etapa habiendo perdido a su pareja (esposa) y a la vez sus hijos ya no viven en el hogar paterno.
En esta etapa es importante acompañarlos, ya que deben acostumbrarse a vivir solos, debiendo pasar necesariamente por un tiempo de aceptación y adaptación a esta nueva realidad.
El envejecimiento no es en sí un problema tan grave como son sus secuelas sociales, comenzando en primer lugar por la inactividad profesional que desencadena a veces en un proceso de regresión de las actitudes físicas y mentales.
A la pérdida de su actividad laboral se suma la desaparición de los seres queridos, sentimientos de soledad, inseguridad, miedo al porvenir, que trae aparejado el desaliento y desinterés por la vida, dejando de interesarse por el cuidado personal como la higiene y alimentación.
Las cosas que forman parte de la vida diaria, como reir, llorar, sentir, planificar, pasear y que hasta ese momento eran compartidas, con las desapariciones afectivas se viven en soledad.
El trabajo con los abuelos por lo tanto debe tender a buscar recursos que puedan compensar las ausencias, que permitan comunicarse, identificarse con algo o con alguien. Programar actividades grupales, que le permitan compartir, como caminatas, reuniones con motivos festivos, celebraciones (día del padre, madre, cumpleaños, aniversarios).
La sociedad nos ha educado para estudiar, trabajar, realizar actividades en casa, pero poco se ha dedicado a aprender a llevar el tiempo libre del que se dispone con actividades gratificantes.
Al jubilarse se termina el tiempo de trabajo, por lo que se reduce el salario, disminuye el poder económico, hay más tiempo libre para dedicar a otras actividades pero es menor el poder adquisitivo.
Se crean situaciones y sensaciones de soledad, es fácil caer en la depresión, ya que existe un rechazo a esta nueva situación. Por lo tanto hay que aprender a valorar el tiempo libre y aprovecharlo con actividades gratificantes, revalorizando en los abuelos su experiencia y sabiduría, convirtiendo su tiempo libre en tiempo útil y creativo.


GUÍA DE SALUD PARA CUMELÉN
En la ancianidad se deben considerar los aspectos biológicos, psicológicos y sociales tendientes a mejorar el funcionamiento del anciano para elevar su calidad de vida.
Para la programación de las distintas actividades tener en cuenta las distintas funciones:

• Unción sensorial: vista y audición.
• Locomoción: capacidad para trasladarse y realizar tareas necesarias.
• Función cardiaca y respiratoria: certificado de aptitud física
• actualizado para tareas habituales o actividad física recreativa.
Estado Mental: ubicado en tiempo y espacio, sociable o no, alegre o depresivo.
PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN DE LA SALUD DEL ANCIANO
Tener en cuenta:
• Aspectos de higiene personal.
• Aspecto alimentario: si tiene alguna dieta indicada por el médico o desnutrición u obesidad.
• Hábitos tóxicos: tabaco, alcohol
• Evitar actividades que fomente el sedentarismo.
Recordar que la actividad física en forma regular, baja el riesgo cardiovascular, prolonga el tiempo de independencia ya que le permitirá mantener las funciones necesarias para la vida cotidiana. Tiene una acción tranquilizante aumenta la tolerancia al dolor, disminuye la prevalencia de enfermedad depresiva, mejora la satisfacción general con la saciedad.
Colocación de vacuna antigripal en los meses de Marzo-Abril
Actualización de la antitetánica (1 dosis cada 10 años con esquema previo completo).
PREVENCIÓN DE ACCIDENTES
Son frecuentes las caídas por peligros ambientales, tales como escalones, pisos resbaladizos o desparejos. Falta de barandas en escaleras o baños, luz insuficiente.
Habitualmente sufren fracturas o traumatismo de cráneo después de una caída.
Mejorando las condiciones ambientales evitamos estos accidentes.

   
>>ir al Link
   



Untitled Document

 
geriatrico
geriatrico
 
geriatrico
geriatrico
 
 
 
 
 
geriatrico
 
 

 

 
 
 
 
 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal