banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Parkinson
 






   
MAL DE PARKINSON
 
       
imprimir
imprimir
     
   

MAL DE PARKINSON


Talleres para pacientes
Desde hace un año, un grupo de profesionales del hospital "Alejandro Korn" de Melchor Romero realiza un Taller gratuito para Pacientes con Mal de Parkinson. Esta enfermedad, que se caracteriza por el temblor, la rigidez y la pérdida de la movilidad, afecta a 2 de cada 1000 personas. Entre los mayores de 80 años la proporción alcanza a 1 de cada 50. A través de la danza, la plástica y el trabajo terapéutico, los pacientes aprenden a reforzar sus capacidades. La iniciativa constituye una experiencia inédita en la provincia y, entre sus objetivos, prioriza el de evitar los cuadros de depresión severa que suelen acompañar al deterioro físico.
Todos los martes, a partir de las 8 de la mañana, un grupo de pacientes que padecen la enfermedad de Parkinson concurre al hospital Alejandro Korn. Allí, un equipo interdisciplinario formado por neurólogos, psicólogos, profesores de danza, plástica y una fonoaudióloga los espera para realizar una rutina de trabajo integral, que excede la mera entrega de medicamentos y los controles de consultorio.
El mal de Parkinson es un trastorno cerebral que afecta la producción de dopamina, una sustancia que se genera en determinadas células y estructuras del sistema nervioso central y que se relaciona con la transmisión de impulsos. Hasta el momento no se conocen sus causas, y si bien se emplean tratamientos que permiten disminuir el temblor y los trastornos en el movimiento, aún no existen medicamentos que permitan curarla ni evitar su avance progresivo.
A la hora de dar impulso al taller, los profesionales del hospital de Melchor Romero tuvieron en cuenta un concepto que, en la clínica neurológica, se conoce como kinesias o fenómenos paradojales: "se ha observado que pacientes con Parkinson que están imposibilitados de moverse, bajo el influjo de ciertas circunstancias comienzan a caminar. La literatura médica da cuenta de que en una reunión social por ejemplo, ante la música o frente a la posibilidad de expresarse de otra manera, el paciente puede vencer algunas limitaciones propias de la enfermedad, aunque luego, vuelve experimentar los síntomas", explica José Luis Dillon, jefe del servicio de Neurología y uno de los creadores del Taller.

Terapia alternativa
Si bien existen grupos terapéuticos y talleres de rehabilitación para complementar el tratamiento medicamentoso del Parkinson, la modalidad de taller en la que se incorporan actividades artísticas y psicoterapéuticas resulta inédita en la provincia.
El hospital Alejandro Korn proporciona el tratamiento y los estudios de rutina, en forma gratuita, a 40 pacientes con Parkinson. Pero la idea de "hacer algo más", como señalan los creadores de esta iniciativa, se potenció con los testimonios de las personas que se asisten en el nosocomio: "ellos relatan que, de acuerdo a como se encuentren emocionalmente, el temblor aumenta o disminuye. Y, en todas las entrevistas que nosotros realizamos, señalaron como inicio de la enfermedad una situación traumática", comenta Graciela Negri, psicóloga y jefa del hospital de Día del establecimiento.
El abordaje psicológico se centra, entonces, en trabajar sobre el impedimento que genera la enfermedad: "tratamos de que puedan aceptarlo y discernir qué parte de la imposibilidad para efectuar actividades es real y qué parte está motivada por cuestiones de índole psicológica; porque suele suceder que cuando se sienten excesivamente observados, el impedimento para efectuar movimientos aumenta. En cambio, cuando se olvidan de la enfermedad pueden realizar ciertas tareas sin dificultad", señala Negri.
El taller, que funciona en el pabellón del hospital de Día del Alejandro Korn, reúne pacientes de Brandsen, La Plata, Abasto, Florencio Varela, Berazategui y otros distritos del conurbano. Inician la rutina de trabajo con una fonoaudióloga, porque la enfermedad también provoca un trastorno en la emisión de la voz, tornándola monocorde y baja. Luego, almuerzan en el hospital para continuar con la sesión de psicoterapia grupal y las actividades artísticas.

Parkinson y depresión
Los especialistas señalan que, en los pacientes con Parkinson, a la pérdida de control muscular suele sumarse un cuadro severo de depresión, ya que la dopamina se relaciona en ciertas áreas cerebrales con el placer y el humor.
En este sentido Dillon agrega que "si bien la merma de esta sustancia incide en los cuadros depresivos, estos se acentúan por la vivencia que experimentan los pacientes, ya que la inmovilidad progresiva va configurando un modelo de vida que se caracteriza por el aislamiento y la pérdida de autoestima".
Además, la disminución de las capacidades motoras redunda, en la mayor parte de los casos, en la pérdida del trabajo y en la imposibilidad de desarrollar actividades que, hasta el momento, resultaban cotidianas: "el que era albañil ya no puede serlo, la que era costurera tampoco y esto, a su vez, provoca un trastorno de identidad, se plantean interrogantes tales como quién soy, qué hacía y qué puedo hacer ahora", explica Negri.
Para encontrar respuestas y mejorar la calidad de vida de los pacientes, el trabajo en el grupo terapéutico se basa en fomentar la aceptación de la enfermedad, reforzar las capacidades psicomotrices e intercambiar experiencias entre personas que atraviesan situaciones similares.
"Saber que pueden venir a bailar un tango, una chacarera o a hacer un dibujo les permite recuperar parte de su seguridad y saber que hay cosas que aún pueden hacer", concluye Negri.

Tratamientos para la enfermedad de Parkinson
El primero en describir las manifestaciones de este trastorno cerebral fue el médico inglés James Parkinson, a principio del siglo XIX. A partir de entonces, se inició la búsqueda de un tratamiento que disminuyera los temblores y la pérdida de la motilidad.
Recién a mediados del siglo pasado se descubrió la relación entre los síntomas del mal y la merma de dopamina, una sustancia que se produce a nivel del sistema nervioso central. A fines de la década del ´60, el hallazgo de un sustituto, la Levodopa, permitió constituir un tratamiento que, si bien no logra curar la enfermedad, disminuye sus manifestaciones.
Recientemente, a partir de un proyecto de la Universidad estadounidense de Emory, se implementó un nuevo procedimiento quirúrgico llamado subtalamotomía. Hasta ahora, la cirugía más utilizada para mejorar la calidad de vida de estos pacientes consistía en aplicar una técnica de estimulación del núcleo subtalámico, mediante el implante de microchips.
La nueva cirugía consiste en anestesiar ese núcleo progresivamente hasta destruirlo, con lo cual se obtienen los mismo resultados pero con menores efectos adversos a largo plazo y a menor costo.

Una enfermedad de adultos
La edad promedio de aparición del mal de Parkinson se ubica a los 60 años, no obstante, 1 de cada 7 pacientes desarrollan los síntomas de la enfermedad antes de los 40. En cuanto al género, se cree que afecta a hombres y mujeres por igual, aunque algunos estudios sugieren que los varones son más propensos.
Por lo general, el diagnóstico se realiza a partir del examen clínico, aunque algunos estudios, como la resonancia magnética, pueden contribuir a corroborarlo. Los principales síntomas de la enfermedad son
- Rigidez muscular
- Pérdida del equilibrio
- Trastornos en la marcha
- Dificultad para realizar cualquier movimiento
- Temblor y dolores musculares
- Reducción de la capacidad gestual
- Voz monocorde y de bajo volumen
- Dificultad para comer, escribir o realizar actividades que impliquen destreza motriz fina.

   
>>ir al Link
   



Untitled Document

geriatrico
geriatrico
 
geriatrico
 
 
 
geriatrico
 
 
 
 

 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal