banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Alimentación
 






   
Hay que comer poco y beber mucha agua
 
       
imprimir
imprimir
     
   

Hay que comer poco y beber mucha agua
La insolación provoca serios riesgos para la salud. Bebés, niños y ancianos integran el grupo de mayor peligro. Hay que evitar el alcohol y las aglomeraciones.
La sensación térmica fue de 40º ayer a la siesta en San Miguel de Tucumán (la máxima llegó a los 34,6º a las 16). Fue un día insoportable, asfixiante, como muchos otros que se sucederán en este verano.
Para evitar y contrarrestar el denominado "golpe de calor", el director del hospital de Niños, Lorenzo Marcos, brindó algunos consejos y recordó que los más vulnerables a la afección son los bebés, niños, ancianos, deportistas y personas que realizan trabajos físicos expuestos al sol.
El golpe de calor constituye una falta de respuesta de los mecanismos corporales de regulación térmica, ante la persistencia de jornadas de altas temperaturas. "Cuando la temperatura se mantiene alta durante varios días, el cuerpo acumula calor. Por esta razón, hay que evitar la exposición al sol y las tareas pesadas y prolongadas en las horas pico", advirtió el médico. La insolación puede tener serios riesgos para la salud si no es tratada a tiempo. Pero se puede evitar con facilidad si se toman ciertos recaudos.
Protectores
Cuando se trabaje bajo el sol hay que usar protectores de cabeza. Es fundamental comer alimentos ricos en potasio como bananas, naranjas y caldos salados. La dieta debe contener alimentos frescos: verduras, frutas, carnes magras, pollo, pescado y leche. La alimentación debe ser frugal y evitar en lo posible el consumo de bebidas alcohólicas y las aglomeraciones.
Se debe usar ropa clara, ya que las oscuras retienen el calor; calzar sandalias, zuecos, mocasines o zapatillas de tela muy livianas. Tomar baños con agua que no supere los 25 grados.
Los síntomas
El doctor Marcos precisó que el golpe de calor se presenta con marcada debilidad, apatía, cansancio exagerado, mareos, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, calambres en las piernas, pulso acelerado, arritmia cardíaca y alta temperatura corporal con baja sudoración.
A los bebés y niños se los debe vestir con ropas muy livianas y ofrecerles permanentemente líquidos, especialmente agua mineral. Quien sufra de golpe de calor debe consultar de inmediato al médico. Si el paciente es hipertenso o toma diuréticos debe informarle al profesional porque puede variar el tratamiento.
   
   



Untitled Document

geriatrico
geriatrico
 
geriatrico
 
 
 
geriatrico
 
 
 
 

 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal