banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Cuidados
 






   
Controle y Cuide su Vista
 
       
imprimir
imprimir
     
   


Controle y Cuide su Vista

En la medida de que se avanza en edad, se producen varios cambios oculares, tales como:
Disminución de la producción lacrimal.
Disminución de la adaptación a la oscuridad.
Disminución de la resolución fina (mirar pequeños detalles).
Alteración de la percepción de profundidad.
Aumento de la rigidez del cristalino.
Hay que tener presente que las principales enfermedades oculares que afectan a este grupo social son: las cataratas, el glaucoma, la degeneración macular y las lesiones oculares.

Cataratas: Es la enfermedad ocular más común de los adultos mayores. Consiste en la opacidad del cristalino y, según sea el grado de la enfermedad, distorsiona o impide que la luz incida sobre la retina, alterando la visión. Así, se hace necesaria la extirpación quirúrgica de la catarata e implantar, en su reemplazo, un lente intraocular artificial.

Glaucoma: Es el aumento de la presión intraocular, lo que reduce la visión periférica por la compresión de la retina. El glaucoma es acompañado de cambios característicos de la pupila, los que pueden ser detectados por el oftalmólogo.

Degeneración Macular: En este caso se deteriora la mácula, que es el área de la visión central donde la nitidez visual es máxima; se genera un daño importante para la visión.
Lesiones Oculares: En la actualidad, debido a la diabetes, representan la principal causa de ceguera en los adultos y ocurren después de una larga evolución de la Diabetes Mellitus.
Consejos de Autocuidado de la Visión
Consulte anualmente al especialista (oftalmólogo).
No utilice anteojos autoindicados o sugeridos, ya que éstos pueden provocar más daño.
Mantenga los anteojos limpios y protegidos.
Guarde los lentes en un mismo lugar para evitar olvidos y extravíos.
Use, según prescripción médica, lágrimas artificiales o antides- congestionantes.
Evite cambiar los muebles del dormitorio para que pueda ubicarse mejor.
Trate de caminar con cuidado en lugares oscuros, escaleras, baños.
Ilumine muy bien su hogar.

Escuchando Bien Podrá Comunicarse Mejor
El cambio más conocido de la audición que se relaciona con la vejez es la presbiacusia, que consiste en el descenso de la percepción de los tonos de alta frecuencia, sin poder discriminar el tono o voz que se desea escuchar. Por ese motivo, no hay que gritarle al adulto mayor que padece de esta enfermedad.

Consejos de Autocuidado de la Audición
Consulte al especialista (otorrino) en caso de perder parte o toda la capacidad auditiva.
Use un amplificador como el audífono, si así lo indica el médico.
Si no puede usar audífonos, puede aprender a leer los labios.
Oriente a la familia y consulte sobre los beneficios de la integración a grupos.
No se le debe gritar al adulto mayor. Tiene que hablársele pausado, lento y bien pronunciado, mirándolo a la cara.
Evite la automedicación frente a los síntomas de mareo, pérdida del equilibrio o zumbido de oídos.

Cuide y Proteja su Piel
En la tercera edad, uno de los cambios más reconocibles es el adelgazamiento de la piel, lo que origina una disminución de la elasticidad y de la capacidad de ella como aislante térmico. Además, se produce un aumento de las probabilidades de contraer infecciones y alergias, entre otras enfermedades.
El número de glándulas sebáceas hiperplásicas disminuye, lo que contribuye a una mayor sequedad de la piel del adulto mayor.

También se reduce el número y el grosor de los pelos de manera generalizada. Sin embargo, los vellos se convierten en pelos en áreas no deseadas, como la nariz, cejas y mentón.
Por otro lado, los receptores sensoriales de la piel en los adultos mayores merman a un tercio, lo que origina una menor percepción sensorial; es decir, no sienten la exposición a estímulos nocivos como, por ejemplo, una botella de agua demasiado caliente.

Consejos de Autocuidado de la Piel

Es aconsejable que tome un baño dos o tres veces por semana (de ducha; no usar tina, para evitar accidentes). La temperatura se debe medir con el dorso de la mano. El jabón tiene que ser suave, como el de glicerina. Al secarse debe hacerlo con cuidado y asegurándose de que los pliegues del cuerpo queden bien secos. En caso de tener irritación, se recomienda lavado frecuente con agua y jabón, y consultar al médico, por la posibilidad de tener hongos.
Es recomendable que el lavado de los pies sea diario. Se aconseja usar una escobilla suave para retirar las células muertas de las uñas, que deben estar cortadas de forma recta.
El lavado del rostro tiene que ser con agua tibia y jabón suave.
En lo posible, la persona mayor debe usar cremas hidratantes y humectantes en la cara y en todo el cuerpo.
El adulto mayor no tiene que rascarse los lunares, ni tratar de cortarlos ni quemarlos con medicamentos. Si cambian de color, de volumen o son dolorosos, es necesario consultar al médico.
Procure disminuir su ingesta de alcohol y cigarrillos.

Evite golpes que afecten a la piel.
La exposición al sol debe ser después de las 16 horas. Se recomienda ocupar anteojos oscuros que tengan protección ultravioleta, sombrero y bloqueadores solares con un factor sobre 15.
La vestimenta debe ser amplia, cómoda y de tonos claros en verano

   
   



Untitled Document

geriatrico
geriatrico
 
geriatrico
 
 
 
geriatrico
 
 
 
 

 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal