banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Musicoterapia
 






   
Algunos Consejos MUSICOTERAPIA
 
       
imprimir
imprimir
     
   

Algunos Consejos
MUSICOTERAPIA
www.universoenergetico.com.ar


Sus infinitas combinaciones de sonidos rítmicos y armónicos tienen un efecto instantáneo y poderoso sobre el ánimo. Lo mejor e s que para aprovechar el poder curativo de la música, los remedios que necesitas probablemente ya estén en tu colección de discos.
Hace mil años, en Oriente, ya existían culturas como la Sufi que trabajaban la cura a través del sonido. Más cerca en el espac io y en el tiempo, a fines del siglo XVIII, el poeta romántico alemán Friedrich Novalis sintió que la esencia del hombre era musical. Que ante un estímulo sonoro agradable había que respuesta muscular instintiva, como si el cuerpo, más allá de la conciencia, tuviera que r econocer ese llamado primordial. Dos siglos más tarde estos mismos principios inspiraron una nueva práctica asistencial donde la música es el vehículo que pone en contacto al paciente con el terapeuta.
El entorno sonoro en el que cada individuo se mueve a diario tiene una influencia decisiva en la forma en la que teje sus vínc ulos afectivos y se relaciona con el mundo.
De hecho, la formación del aparato psíquico está relacionada, en sus momentos más arcaicos, con sonidos o ritmos tales como la cadencia de la respiración materna.
La Musicoterapia, entonces, se ha recortado como una veta específica para el trabajo de ciertas disfunciones que tienen que ve r con la obturación del campo de la palabra, y en el cual se trabaja a partir de estímulos provocados por determinadas percepciones son oras. Así, la música se transforma en una herramienta de trabajo esencial para la cura.
Diseña tu propia "receta" ¿Estas listo para tratarte con canciones? Sigue esta guía, usando tu música preferida, o nuestras sugerencias, para enfrentar problemas de salud.
CONTRA LA DEPRESIÓN
La investigación: A 20 hombres y mujeres, entre los 61 y 68 años de edad, que escucharon piezas conocidas mientras practicaban diversas técnicas de reducción de estrés -sin la ayuda de un terapeuta musical- les mejoró el ánimo y les disminuyó la depresión; según un estudio de ocho semanas de la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford. Mientras tanto, un grupo de control que no se benefició de la música ni de los ejercicios, no mejoró. Si usted se siente deprimido, busque tratamiento médico. Pero si está sencillamente triste, prue be este enfoque musical:
La mejor música: temas alegres, enérgicas y rítmicas. Dependiendo de su gusto, podría ser una rítmica pieza como "La Macarena" , o "Beso a beso", de la Mona Jiménez.
Cómo hacerlo: Mientras suena la música, realiza ejercicios rápidos, dependiendo de tu estado físico. Deja que la música te mueva. Mantén los movimientos suaves y fluidos. Respira al compás de la música. Con cada nueva frase mus ical, encuentra una forma diferente de moverte. Vuelve suavemente al reposo cuando termine la música.
CONTRA EL INSOMNIO
La investigación: Según un estudio de la Universidad de Louisville, la música clásica ayudó a que 24 de 25 personas con proble insomnio, se durmieran más rápidamente durante períodos más largos o volvieran quedarse dormidas con más facilidad luego de de spertar en medio de la noche.
La mejor música: Pieza suaves, melódicas y lentas. Los participantes en el estudio escucharon la "Música del agua" de G.F. Hae ndel, el Canon en Re, de Pachelbel y "Las cuatro estaciones" de Vivaldi.
Cómo hacerlo: Comienza a relajarte después de cenar. Omite el café de la noche, y evita las llamadas telefónicas después de la s 21 horas. Escucha música más suave y calmada a medida que se acerque la hora de acostarte. Sigue escuchando en la cama. Descansa sin mov erte, respirando profundamente.
CONTRA EL ESTRÉS
La investigación: Muchos estudios han encontrado que las melodías suaves pueden calmar la ansiedad y aquietar el ritmo cardiac o y la presión arterial, inclusive bajo condiciones de mucho estrés. "El estrés cotidiano también responde a la música", dice la Dra. Hanser de la Escuela de Música Berklee.
La mejor música: "Busque algo que capte su atención, para que las preocupaciones del día -sobre lo que ha sucedido más tempran o y sus planes sobre lo que podría suceder en el futuro- se desvanezcan", dice la Dra. Hanser. Usted quiere liberar su mente y dispara rse. La música debe captar su atención y al mismo tiempo relajar su cuerpo. Por ello, todo vale. La música lenta -una balada cantada por Juli o Iglesias, un bolero de Luis Miguel o un instrumental lento (el violín es una magnífica opción)- podrían ser perfectas. Pero si una pieza le nta le da tiempo a tu mente para preocuparse, cambia de táctica y considera algo movido.
Cómo hacerlo: Siéntate o acuéstate cómodamente donde no te molesten. Después de escuchar unos minutos, añade un ejercicio de relajamiento. Comenzando por los pies, tensa suavemente y luego afloja los músculos. "Puede sentirse fresca después de tan sol o diez minutos", dice la Dra. Hanser. "Más tarde, tal vez podrá pensar con más claridad y emprender el resto de sus días con una acti tud mas positiva y relajada".
CONTRA EL DOLOR
La investigación: Los malestares físicos se pueden aliviar con melodías fluidas y ritmos que la distraigan, dicen los terapeut as de música y los investigadores. Un estudio de la Universidad de Yale, encontró que las personas que escuchan su música preferida mientras esta despiertas durante una cirugía, necesitaban menos cantidad de sedantes y analgésicos que quienes no la escuchaban. La música puede traer un alivio temporal a los dolores de corta duración así como a molestias más duraderas como la artritis y osteoporosis. La música no eliminará la necesidad de analgésicos totalmente, pero podría ayudar a que su acción sea más efectiva.
La mejor música: Las canciones suaves y calmantes. "Usted desea romper el ciclo de dolor mandado a su cuerpo claves para relaj ar, y ocupando y distrayendo su mente", dice Martha Burke, directora del Centro de Investigación de Terapia Musical en Durham, EE.UU . "Una música suave, o con un ritmo lento y continuo pude ayudar a promover el relajamiento, lo cual puede alterar su percepción del dolor". Así, tal vez respondas a melodías tipo canciones de cuna. O, si te sientes agitada, una salsa o una cumbia. También puedes probar con l de moda de Ricky Martin. Después de unos 5 a 10 minutos, cambia a algo más relajador. Esto puede llegar a calmar tu ritmo card iaco y tu respiración, sedándote aún más. El objetivo es reducir la tensión producida por el dolor.
Cómo hacerlo: Siéntate o acuéstate en la posición que te resulte mas cómoda mientras escuchas la música. Toma por lo menos 15 minutos para concentrarte totalmente en ella. Esto es más que una música de fondo que escuchas para lavar los platos o leer el diario. La clave está en que le dediques toda tu atención

   
>>ir al Link
   



Untitled Document

 
 
geriatrico
 
 
 
 
 
 

 

geriatrico
 
 
geriatrico
 
 
geriatrico
 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal