banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Calidad de Vida
 






   
El abuelo y su nieta... su nieta y el abuelo.
 
       
imprimir
imprimir
     
   

Vi una película china que me conmovió hasta las entrañas, llamada El Hombre De Las Máscaras. Pude disfrutar de un relato visual, magnífico y estético, propio de los orientales.

Un hombre de sesenta y pico, abandonado por su mujer, y huérfano de hijos, transita una etapa de la vida, que es el camino hacia su finitud.

De pronto - y sin saber por qué- irrumpe en él la necesidad de un cambio... ya no quiere caminar solo por la vida, necesita un nieto varón, no una nieta, pues por tradición el sexo femenino es desvalorizado en casi todo el Oriente, no sólo en China.

El protagonista es un clown que vive modestamente de su trabajo, un artista que había descubierto una nueva y extraña forma de atraer al público.

Con sus movimientos rápidos, estéticos y vigorosos, se saca y pone mascaras que él mismo pintó meticulosamente durante meses.

Estas muestran distintos estados de ánimo: la tristeza, la furia, el dolor, la envidia, la alegría, la gula, dibujadas y acompañadas por movimientos corporales que logran personificarlos.

Hay cierta magia en su actuación, y una enorme curiosidad del público, que quiere espiar cómo logra representar tales emociones, valiéndose de máscaras que se pone y saca con tanta velocidad. El clown esconde su secreto tras una sonrisa, y actúa y actúa sin parar, hipnotizando y embelesando a su público.

¿Por qué alguien como este personaje se siente solo, si está acompañado por su arte, sus máscaras, su humilde barcaza, su mono, el entorno del río, los amaneceres, las noches, las tempestades, su grupo de pertenencia, su pueblo...?

El hombre se pregunta en este momento de su vida “¿quién soy? ¿qué hice de mi vida? ¿cuál es mi proyecto? ¿qué le di a los demás? ¿qué me dieron? ¿cómo puedo continuar?”

Finalmente, y después de muchas peripecias, el hombre de las máscaras entiende que más allá de la cultura, de sus preceptos religiosos, de las enseñanzas transmitidas de padres a hijos, de descendiente en descendiente, el hallazgo de esa nieta adoptiva, sensible, compañera, que era capaz de dar la vida por él, podía romper con el mito de que sólo lo masculino puede ser valioso, y que sólo a través de un nieto varon se puede trascender, se puede vencer a la muerte.

El necesita alguien que llene su vacío de “abuelitud”, ya no tiene importancia si este vacío es llenado por una nieta, pues logra entender que ella puede heredar toda su sapiencia, su creatividad, y este hombre tan primitivo, con un bagaje histórico tan rígido, logra romper el mito y aceptar en su barcaza y en su vida a una nieta adoptiva a quien transmitirle su arte.

Abuelo y nieta crecen como artistas y como familia. La barcaza se embellece porque la vida se embellece.

El abuelo y la nieta transitan juntos, tomados de la mano, la nueva vida, sembrada de belleza, regalando su arte a todo aquel que lo necesita, convirtiéndose, por fin, en la familia tantas veces soñada.

El abuelo y su nieta... su nieta y el abuelo.

   
Fuente:www.enplenitud.com
   



Untitled Document

 
 
 
geriatrico
 
 
geriatrico
 
 
 

 

 
 
 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal