banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Calidad de Vida
 






   
Cómo "suplementarse" de forma natural
 
       
imprimir
imprimir
     
   

Los españoles se gastan 5.268 millones de pesetas al año en vitaminas; se calcula que entre un 10 y un 20 por ciento de la población las toma. La llegada de la primavera, el agotamiento propio de estas fechas aumentan, si cabe, la importancia de estos micronutrientes. Los expertos coinciden: es preferible una comida variada y equilibrada que ingerir suplementos vitamínicos. Tampoco se pueden consumir sin indicación ni supervisión del médico porque su exceso genera problemas. Te damos pistas de dónde encontrarlas.

Vitaminas
Vitamina C. Cítricos, kiwi, verduras, patata o tomate. Cuenta con una gran capacidad antioxidante que se relaciona con el efecto antienvejecimiento. También es inmunoestimulante, participa en la síntesis del colágeno y protege contra procesos respiratorios. De ahí su importancia para los fumadores y alcohólicos.

Vitamina A. Zanahorias, tomates, espinacas, pasas, lechuga, melón, hígado, mantequilla, huevo... Es esencial en la fisiología de la visión, como reguladora del crecimiento óseo y como agente protector del sistema inmunológico. Por ello, aumenta la resistencia frente a determinadas infecciones. El cabello y la piel se fortalecen con dosis adecuadas de vitamina A. Su falta acarrea ceguera nocturna.

Vitamina E. Huevos, maíz, aceites vegetales, cacahuetes, frutas como el coco y verduras. Previene algunas afecciones cardiovasculares, según numerosos estudios. Además, es efectiva frente a ciertos tipos de cáncer y eficaz en enfermedades como el Alzheimer o la degeneración macular. La Asociación Americana del Corazón recomienda una dieta rica en los alimentos que contienen esta vitamina.

Vitamina D. Lácteos, huevos, pescados, verduras, cereales, aceites vegetales y nueces. Su carencia es uno de los principales factores de riesgo para que se produzca pérdida ósea y fracturas. La vitamina D permite la absorción del calcio y regula su metabolismo, al depositarlo en los huesos. Desempeña un papel importante en los procesos renales. También se ha estudiado la relación entre la falta de calcio y la depresión que acompaña al ciclo hormonal de la mujer.

Vitamina K. Coliflor, lechuga, espinacas, acelgas, huevos, queso. Interviene de forma decisiva en el proceso de coagulación de la sangre, en el metabolismo de los huesos y es vital para la fijación del calcio. Resistente al calor, algo que no sucede con otras vitaminas, no se destruye en el proceso de cocción. También interviene en la coagulación de la sangre.

Vitamina B12. Alimentos de origen animal. Se trata de una sustancia indispensable para la formación de glóbulos rojos y para la regeneración de tejidos. Su déficit en la dieta puede producir anemia.

Ácido fólico. Guisantes, verdura de hoja verde, fruta y nueces. Es una vitamina del grupo B imprescindible para el adecuado funcionamiento del cerebro. Según se desprende de investigaciones recientes, las mujeres deprimidas suelen tener carencia de ácido fólico. A veces, el único signo de que falta dicha sustancia es un sentimiento de tristeza.

   
Fuente:Abctusalud.com
   



Untitled Document

geriatrico
geriatrico
 
geriatrico
 
 
 
geriatrico
 
 
 
 

 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal