banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
NOTAS
Adulto Mayor y la Sociedad
 






   
Conviviendo con la tercera edad
 
       
imprimir
imprimir
     
   

CONVIVIENDO CON LA TERCERA EDAD
El permanente desarrollo de la ciencia ha logrado un notable mejoramiento de las condiciones de vida del género humano, permitiendo así al hombre, no solo la adquisición de una salud más perfecta, sino también la posibilidad de prolongar su vida por más tiempo. Es así que en el último siglo la población de personas mayores ha aumentado considerablemente, y esto se debe no solo al mejoramiento de los sistemas sanitarios, sino al desarrollo científico, tecnología médica, la caída de la tasa de nacimientos, de las muertes de adultos jóvenes. La notable transición demográfica que se está produciendo hará que la población mundial de personas mayores y jóvenes sean iguales.
Los ancianos se han convertido en las últimas décadas en un grupo etario de alto crecimiento demográfico. Se ha estimado que, hacia el año 2050, el 15% de la población de América Latina será anciana (actualmente es del 8%).
Estos cambios generan un gran impacto en el área de salud: los pacientes mayores tienen más enfermedades crónicas, consultan más y presentan cambios que son propios del envejecimiento y que hay que diferenciarlos de los patológicos. Esta diferencia entre vejez normal y patológica es denominada por algunos autores como senectud y senilidad.
Los cambios demográficos que se están produciendo constituyen un desafío, ya que la población anciana, en general más débil, frágil, expuesta y con menores recursos, es la que más está creciendo y la que demandará a los sistemas de salud un mayor esfuerzo para su cuidado.

CARACTERISTICAS FISIOLOGICAS DEL ENVEJECIMIENTO
El envejecimiento es un proceso biológico que se caracteriza por una disminución funcional y un aumento de la vulnerabilidad y de la falta de respuesta al estrés, que se desarrollan progresivamente.
Se estima que el proceso de envejecimiento se inicia a los 30 años, con una pérdida funcional del 1 % anual. A partir de esa edad comienza a deteriorarse la respuesta funcional del individuo y, según si ha padecido enfermedad, la ejercitación física que ha desarrollado, etc., se determinará su “capacidad” o “incapacidad” en los últimos años. Arbitrariamente, se asume que la tercera edad comienza luego de los 65 años. Actualmente este límite está en discusión debido al progresivo aumento de la calidad de vida en las últimas décadas que influye en la capacidad de respuesta funcional y produce individuos más aptos frente al medio. En los países desarrollados ya se modificó y se considera anciano a partir de los 75 años.
En nuestro medio se los clasifica en:
Ancianos jóvenes: 65-74 años (activos, buena reserva biológica, expectativa de vida de 15-20 años)
Ancianos viejos: 75-85 años (comienza a observarse la declinación).
Ancianos más viejos: 85 años (expectativa de vida entre 5-6 años).
El envejecimiento es deletéreo, progresivo, intrínseco, universal.
Teoría de la muerte celular programada.
Cambios:
-Pérdida del cabello / canas
-Deshidratación de la piel / arrugas
-Disminución de la agudeza sensorial / sensitiva
-Modificaciones óseas / articulares
-Cambios hormonales / sexuales
-Cardiovascular / renal / respiratorio, etc.
-Esfera cognitiva.
Se producen múltiples cambios en la anatomía y en la función de los diferentes órganos y sistemas. Estos cambios son fisiológicos, no producen síntomas y suelen pasar desapercibidos en las personas sanas, sin embargo vulneran la capacidad de los ancianos de adaptarse a las situaciones nuevas y a las enfermedades.
CARACTERISTICAS PARTICULARES DE LAS ENFERMEDADES EN LOS ANCIANOS
*Tienen múltiples enfermedades
*Presentaciones atípicas
*Síntomas inespecíficos
*Con manifestaciones tardías de sus enfermedades
*Pueden tener presentaciones silenciosas
*Pueden permanecer ocultas y ponerse de manifiesto ante crisis social o familiar
La presentación atípica de las enfermedades en este grupo de pacientes es como la “punta del iceberg”.

ASPECTOS SOCIOCULTURALES
En el proceso de envejecimiento pueden contemplarse una serie de cambios sociales y culturales que caracterizan a este período de la vida.
En la antigüedad y en relación a expectativas de vida mucho más breves que las actuales, los viejos representaban la imagen de heroicos sobrevivientes, de quienes los jóvenes esperaban aprender como hacer para no morir. El anciano era entonces considerado el sabio, el consejero y era privilegiado con puestos de mando en la sociedad (senado Romano).
Actualmente el viejo ha visto disminuido su prestigio y autoridad. Hoy en día se le discute todo por el solo hecho de ser viejo.
Habitualmente no reciben una valoración social adecuada, constituyen una carga para las personas de las que dependen, han pasado a formar parte de las clases inactivas, no disfrutan adecuadamente de su abundante tiempo libre, cayendo en la soledad y el retiro.
Así, la dependencia, el aislamiento y el abandono de la actividad se constituyen en alguno de los más importantes factores sociológicos que influyen en la estabilidad psíquica y emocional del anciano.
El aislamiento, entendido como una falta de contacto con otras personas, surge fundamentalmente del hecho de apartar al anciano de sus puntos de apoyo: hogar, hijos, posesiones, trabajo, y crea un estado casi permanente de soledad afectiva.
La viudez y la desaparición progresiva de sus contemporáneos y predecesores son dos factores que acentúan enormemente dicho estado.
Desde el punto de vista social es el retiro de la actividad. La jubilación indiscriminada reduce a la inactividad a ancianos con capacidad de labor y ésta inactividad forzada produce en la persona bien conservada sentimientos de frustración e inseguridad. Este beneficio debería significar una etapa de descanso; sin embargo, paralelamente a la jubilación surgen otros inconvenientes: dificultad para mantener la vivienda, monto jubilatorio menor comparado con el ingreso previo, así como leyes jubilatorias que son incompatibles con el trabajo. Se comprende así como las modificaciones socioeconómicas de nuestra época intensifican el proceso biológico de la senectud.
Cicerón decía que los viejos conservan su intelecto si mantienen activa su mente y la emplean a toda capacidad.
Los ancianos no han perdido la aptitud para aprender, de ahí que para su bienestar será una necesidad fundamental que se mantengan en la mayor actividad posible. Cuanto mayor actividad han tenido, mayor expectativa de vida tienen, y mejor calidad de vida. Al tener pobre contacto cultural, poco desarrollo intelectual favorece la aparición de trastornos psíquicos.
Actualmente la sociedad se comporta en forma contradictoria, por un lado prolonga su vida a través de los avances científicos y, por otro, no se hace cargo de modificar su estructura social para promover un geronte sano y productivo.

PRACTICAS PREVENTIVAS
En los últimos años, la implementación de las prácticas preventivas ha redundado en un importante beneficio en la salud de la población.
Para realizar prevención debe evitarse que algo suceda.
A pesar de que cada persona puede entender de diferente manera qué es lo que significa prevenir una enfermedad está el médico para poder orientar sobre las prácticas preventivas en todos los grupos etarios.
El consejo médico incluye las recomendaciones que el médico debería darle a sus pacientes en cuanto a hábitos y conductas saludables de vida.
RECOMENDACIONES SOBRE CONSEJO MEDICO, INMUNIZACIONES Y SUPLEMENTOS
Tabaquismo:
• El porcentaje de ancianos que fuman es elevada.
• Comparando la misma edad, los que fuman se mueren el doble.
• Nunca se es demasiado anciano para dejar de fumar.

Alcoholismo:
• Droga más frecuente usada en la comunidad
• 50 % de los ancianos consume
• 2-4% abuso/ dependencia
• A los efectos deletéreos del alcohol + vulnerables
• Uso de psicofármacos
Nutrición:
• Variada sino hay enfermedad específica
• Se recomienda reducir la ingesta de grasas, azúcares, aumentar fibras, productos naturales.
Polimedicación:
• Son los que consumen más medicaciones
• 4 o más fármacos
• Valorar las interacciones con el médico
• No automedicarse
Ejercicio:
• El ejercicio regular disminuye el riesgo de algunas enfermedades, ayuda a sobrellevar otras.
• Otorga sensación de bienestar
• Ayuda a mantener independencia
• Se recomienda caminar 30 minutos tres veces por semana inicialmente, luego diariamente
Los accidentes de tránsito se ubican entre las primeras cinco causas de muerte si uno considera todas las edades, en Argentina mueren 7700 personas por año y quedan discapacitadas unas 16000.
Accidentes de tránsito:
• Los conductores mayores de 70 años tienen más accidentes de tránsito, más hospitalizaciones y muertes por accidentes de tránsito.
• Facilidad de traslado, independencia.
• Si bien conducen con más prudencia que los jóvenes tienen otras desventajas.
• Uso de cinturón de seguridad, de casco para los ciclistas y motociclistas, no conducir si han bebido.
• Trastornos visuales, demencia, convulsiones, diabetes, síncope, vértigos, enfermedad de Parkinson, artrosis/ artritis, medicaciones.
Accidentes en el hogar:
• 20 % del total de muertes por accidentes
• Causas: caídas, incendios y quemaduras, intoxicaciones y sofocación/ asfixia.
Las caídas constituyen la principal causa de traumatismo en los ancianos y, muchas veces, llevan a consecuencias graves, como la reducción de la movilidad, fractura de cadera y la muerte. Después de los 80 se las considera una epidemia.
Los factores de riesgo más claramente relacionados con las caídas son la polimedicación (sedantes, antiHTA), las alteraciones de la visión, trastornos de la marcha/ equilibrio. El predictor más fuerte de futuras caídas es el antecedente de caídas previas.
Medidas aconsejadas para prevenir y disminuir el riesgo de caídas
• Medicación: sedantes
• Quitar alfombras pequeñas y móviles
• Iluminar adecuadamente los sitios oscuros
• Colocar barandas en las escaleras
• Rehabilitar la marcha, bastón, andadores, etc.
• Ejercicio
Incendios:
• Es la cuarta causa de muerte por accidentes
• Calefactores, estufas, cigarrillos, malas instalaciones eléctricas.
• La cocina es el lugar más común de inicio
• Los fatales entre las 0-4 hs.
• Recomendaciones: Verificar que los cigarrillos estén siempre bien apagados, uso de matafuegos (cocinas).
Intoxicaciones y envenenamientos:
• La causa más frecuente es el monóxido de carbono (calentadores, braseros, estufas, vehículos), los limpiadores/ sustancias abrasivas.
• Recomendaciones: Ventilación adecuada, rotular adecuadamente los envases que contienen sustancias tóxicas, tener disponibles los teléfonos de los centros de toxicología locales/ Hospital.

Sofocaciones/ asfixia:
• Las causas más comunes son la ingestión o inhalación de objetos o comidas que producen obstrucción de la vía respiratoria.
• Recomendaciones: cuidado de las prótesis dentarias, buena masticación antes de deglutir, los que son asistidos por terceros dar la comida espaciada estando bien sentados, procesada, etc. Controlar los que reciben alimentación por sonda.
Se recomienda vacunar a todos las personas mayores de 65 años para prevenir la gripe, la neumonía y el tétanos. En cierto grupo contra la hepatitis B.
Gripe:
• Una dosis por año, en otoño o principios del invierno.
• No protege de todos los cuadros virales
• El objetivo es prevenir las complicaciones graves por gripe.
Neumonía:
• Neumococo: principal causa de neumonía y meningitis.
• Una vacuna cada 5 años.
• Se puede dar al mismo tiempo que la vacuna contra la gripe.
Tétanos:
• Enfermedad rara pero de alta mortalidad en lo no vacunados.
• Si tienen todo el esquema solo se da un refuerzo cada 10 años, si no el esquema completo.
Hepatitis B:
• Solo a los que tienen alto riesgo de contagio: Trabajadores de la salud, en diálisis, transfusiones, múltiples parejas, atención de enfermos con hepatitis B, problemas renales o hepáticos crónicos.
Suplementos:
• Aspirina: Si la persona tiene un riesgo CAV aumentado, sino son más los riesgos que los beneficios.
• Vitamina E: Sí se sabe que no previene eventos CAV, no hay trabajos sobre Alzheimer.
RECOMENDACIONES SOBRE EL RASTREO DE ENFERMEDADES
• Trastornos nutricionales: La pérdida o ganancia involuntaria de más de 5 % del peso en un mes, o de 10% en seis meses, no es normal y siempre debe buscarse su causa.
• Trastornos visuales y auditivos: se recomienda rastrear, cada uno o dos años, las alteraciones de la agudeza visual, y de glaucoma en forma periódica después de los 65 años.
• Presión arterial: semestral o anualmente en los que no se conocen hipertensos, en mayores de 85 años aumenta la hipotensión ortostática con aumento de las caídas.
• Colesterol: en aquellos que no tuvieron valores altos de colesterol, y que no tienen comorbilidades o factores de riesgo, se recomienda control cada 3- 5 años, y si son menores de 80 años. En la situación contraria anualmente.
• Diabetes: en los mayores de 65 años rastreo cada 3 años, y anualmente si tiene HTA, HC, obesidad o antecedenetes familiares de DBT.
• Osteoporosis: rastrear con DMO y tratarla en mujeres mayores de 65, independientemente de la presencia o no de factores de riesgo (recomendación tipo B).
• Cáncer de mama: mamografía / examen mamario todas las mujeres mayores de 50 años hasta los 80 años cada uno o dos años.
• Cáncer colorrectal: a partir de los 50 años con SOMF anual o VCC cada 10 años, RSC cada 5 años, SOMF+ RSC cada 5 años.
• Cáncer de cuello uterino: PAP anual los tres primeros años y luego cada 2-3 años.
• Cáncer de próstata: rastreo entre los 50 y 70 años.
• Cáncer de pulmón: no se recomienda.
RECOMENDACIONES NO FARMACOLOGICAS PARA MEJORAR LAS CONDICIONES DEL SUEÑO
• Mantener un horario regular para levantarse a la mañana
• Asegurar un tiempo de sueño estable
• Evitar acostarse a menos que tenga sueño
• Suspender las siestas o reducirlas a una sola de 30 minutos (ver porqué toma siestas: sueño, sedantes, aburrido, inactivo)
• Realizar ejercicios físicos regulares durante el día pero alejados de la hora de dormir
• Evitar usar la cama para leer o mirar TV
• Realizar ejercicios de relajación antes de acostarse
• Evitar las comidas pesadas antes de ir a dormir
• Limitar o eliminar el consumo de alcohol, cafeína, nicotina (antes de acostarse o durante las últimas hs. de la tarde).
• Mantener rutina de preparación para ir a la cama (lavarse los dientes, ponerse el pijama).
• Generar un ambiente agradable para acostarse (temperatura, ruidos, luz).
• Usar ropa cómoda para dormir
• Si no se puede dormir luego de 30 minutos de haberse acostado, salir de la cama y realizar una actividad como leer, música agradable
• Mantener una exposición adecuada a la luz brillante durante el día.
• Realizar actividades sociales, familiares, intelectuales

   
Autor: Dr. Cristóbal Marcelo Pablo
>>ir al Link
   



Untitled Document

geriatrico
geriatrico
 
geriatrico
 
 
 
geriatrico
 
 
 
 

 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal