banner
HOME     BUSCAR RESIDENCIAS COMO ASOCIARME CONTACTENOS
banner
 



3
MARCO LEGAL PARA RESIDENCIAS
  imprimir
imprimir
   
Ley 11.843(Puertas de Cocina)  
     
   PODER LEGISLATIVO NACIONAL
LEY NACIONAL N° 11843/ PLN/ 34
PROFILAXIS DE LA PESTE Y DESRATIZACIÓN OBLIGATORIA EN TODO EL
TERRITORIO DE LA NACIÓN - NORMATIVA - SALUD -
Buenos Aires, 20/06/1934
Ley 11.843
Profilaxis de la peste y desratización obligatoria en
todo el territorio de la nación
BUENOS AIRES, 20 de Junio de 1934. Boletín Oficial, 27 de Junio de 1934
Vigentes.
Decreto Reglamentario. Decreto Nacional 92.767/36.
El Senado y la Cámara de Diputados de la Nación Argentina, reunidos en Congreso,
etc. SANCIONAN CON FUERZA DE LEY
Art. 1. - Todos los propietarios u ocupantes de propiedades urbanas o rurales y las
autoridades en los edificios públicos de todo el territorio de la República
están obligados a la matanza de ratas y otros roedores reservorios de peste,
como asimismo a la adopción de las medidas que aconseje la autoridad sanitaria
nacional para evitar el desarrollo y propagación de los mismos.
Art. 2. - Es obligatoria también, la denuncia de cualquier caso declarado o
sospechoso de peste humana (bubónica, septicémica o pulmonar) al Departamento
Nacional de Higiene por intermedio de la autoridad nacional, municipal o
provincial más próxima.
Art. 3. - En la misma forma deberá denunciarse a la autoridad sanitaria nacional la
abundancia anormal de ratas y otros roedores y la mortandad insólita o
espontánea de los mismos, que ocurra en cualquier zona del país.
Art. 4. - El Departamento Nacional de Higiene, instruirá al público sobre la mejor
manera de destruir los roedores y velará en las zonas de jurisdicción federal
por el estricto cumplimiento de las presentes disposiciones.
Art. 5. - Los muelles, depósitos, galpones y otras instalaciones portuarias y ferroviarias,
los molinos harineros, mercados y depósitos de cereales, frutos del país y de
mercaderías en general, los establecimientos en los que se elaboren, manipulen,
depositen o expendan sustancias alimenticias y, en general, todos los locales y sitios que
favorezcan la procreación de los roedores, deberán estar protegidos y construidos a
prueba de ratas.
Queda prohibido el depósito o almacenamiento de mercaderías, materiales y residuos al
aire libre en lugares que no estén debidamente protegidos contra los roedores.
Art. 6. - Fíjase un plazo de 6 meses para poner en condiciones los locales,
instalaciones y almacenamientos que no lo estén actualmente, si están ubicados
en las zonas en que se hubieran producido casos de peste, y de dos años en las
restantes del territorio de la Nación.
Art. 7. - Una vez expirado el plazo determinado para poner en condiciones los
locales e instalaciones que no lo estén actualmente, las autoridades
municipales, provinciales o nacionales, según la jurisdicción que corresponda,
procederán a clausurar los locales y a efectuar las reformas necesarias,
cobrando su importe a los propietarios, más un 20 % en concepto de multa, suma
que será destinada a un fondo sanitario.
Art. 8. - Se fumigarán periódicamente las embarcaciones del cabotaje nacional y los
buques extranjeros que operen en puertos del país, debiendo cumplir además con
las medidas que impidan la migración de roedores mientras permanezcan en
contacto con los muelles u otras embarcaciones.
Los coches y vagones ferroviarios se fumigarán periódicamente a los efectos de su
saneamiento.
Art. 9. - El Ministerio del Interior por intermedio del Departamento Nacional de
Higiene, queda encargado de la dirección técnica y de la vigilancia de lo
establecido en la presente ley y facultado para intervenir directamente en
todos aquellos casos en que la salud pública le parezca amenazada.
Art. 10. - Con el producto de las fumigaciones de barcos y vagones y con las multas
que se perciba por infracción a la presente ley, se contribuirá a costear el
cumplimiento de la misma y a instalar laboratorios en las zonas en que fuese
necesario para determinar la existencia de peste en los roedores, a fin de
dirigir y fiscalizar esta campaña sanitaria.
Art. 11. - Sin perjuicio de las disposiciones que adopte la autoridad sanitaria de
la Nación, en las zonas de jurisdicción provincial o municipal, las autoridades
locales arbitrarán también por su parte los medios para el mejor cumplimiento
de la presente ley.
Art. 12. - El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley.
Art. 13. - Las infracciones a la presente ley serán reprimidas con multa o clausura,
según el caso, de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 14 y 15.
Art. 14. - Las infracciones cometidas por los propietarios u ocupantes de
propiedades urbanas o rurales comprobadas por la autoridad sanitaria nacional o
provincial dentro de sus respectivas jurisdicciones les hará pasibles de una
multa de doscientos mil pesos (pesos 200.000) a cinco millones de pesos (pesos
5.000.000), y en caso de reincidencia, se podrá llegar a la clausura del
edificio hasta que se practique su desratización o se realicen las mejoras
correspondientes.
La misma multa se aplicará en los casos de infracción a la denuncia obligatoria.
Las faltas que se comprueben en los medios de transportes marítimos, terrestres
y aéreos serán reprimidas con multas de quinientos mil pesos ($ 500.000) a cien
millones de pesos ($ 100.000.000), que se aplicarán a los propietarios de los
referidos medios de transportes, sean personas de existencia física o ideal, o
a sus representantes cuando aquellos no estuvieren domiciliados en el país, sin
perjuicio de lo cual la autoridad sanitaria queda facultada a impedir la salida
delos mismos hasta tanto se ajusten a las disposiciones de la presente ley y su
reglamentación.
Asimismo, las empresas privadas que realicen tareas de desratización y
desinsectización,
cualquiera sea la naturaleza de las sustancias o procedimientos empleados serán
posibles de idénticas sanciones, sin perjuicio de la suspensión temporaria o
definitiva de las autorizaciones otorgadas a las mismas, cuando infringieran
las normas que reglamentan sus respectivas actividades.
Art. 15. - El incumplimiento de lo dispuesto en el artículo 5, será reprimido con
multas de quinientos mil pesos ($ 500.000) a cincuenta millones de pesos ($
50.000.000), concediendo un único plazo de tres(3) meses para poner el local o
sitio en condiciones reglamentarias. Vencido dicho plazo y comprobado el
incumplimiento se procederá a su clausura.
En caso de comprobarse infestación murina o que el local o sitio a que alude el

Artículo 5, se encuentre en deficiente estado de higiene, que favoreciere el
desarrollo y propagación de los roedores, podrá disponerse la clausura
preventiva y procederse a su saneamiento por cuenta del infractor más el cargo
del veinte por ciento (20 %) establecido en el Artículo 7, sin perjuicio de la
aplicación de las multas aludidas en el párrafo anterior.
Art. 16. - Las sanciones aplicadas de acuerdo con lo establecido por la presente
Ley, serán apelables para ante el Juzgado nacional en lo penal especial que
corresponda según la jurisdicción.
Art. 17.- Facúltase al Poder Ejecutivo Nacional a actualizar, por intermedio del
Ministerio de Salud Pública y Medio Ambiente, los montos de las sanciones de
multas, tomando como base de cálculo la variación semestral registrada al 1 de
enero y al 1 de julio de cada año, en el índice de Precios al por Mayor -Nivel
General-, que elabore el Instituto Nacional de Estadística y Censos, o el
organismo que lo reemplazare.
Art. 18. - Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Firman:
Roca - Fresco - Figueroa - González Bonorino.
--------------------------------------------------------------------------------

 





Untitled Document

geriatrico
geriatrico
 
geriatrico
 
 
 
geriatrico
 
 
 
 

 


 

Oficinas de Portalgeriátrico - Teléfonos : 4720-8853 / 4720-1267 L a V de 11 a 18hs
PORTALGERIATRICO ® COPYRIGHT 2001 version 3.0 Aviso Legal